Publicado 05/01/2020 21:59:09 +01:00CET

Venezuela.- Los aliados internacionales de Guaidó rechazan su destitución como presidente del Parlamento de Venezuela

Venezuela.- Los aliados internacionales de Guaidó rechazan su destitución como p
Venezuela.- Los aliados internacionales de Guaidó rechazan su destitución como p - Pedro Ramses Mattey/dpa

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varios gobiernos que han reconocido a Juan Guaidó como presidente de Venezuela han expresado este domingo su rechazo a la votación en la que Luis Parra ha sido elegido como sustituto de Guaidó al frente de la Asamblea Nacional. Entre los países que han criticado que se haya impedido el acceso de Guaidó a la sede parlamentaria están Estados Unidos, Colombia, Paraguay o Portugal.

"Acciones desesperadas del régimen de Maduro de evitar ilegalmente y a la fuerza que (Juan) Guaidó ingresaran al edificio, hacen que el "voto" de esta mañana, carezca de quórum y no cumpla los estándares constitucionales mínimos, es una farsa", ha señalado el subsecretario de Estado norteamericano para el Hemisferio Occidental, Michael Kozak, a través de un mensaje publicado en Twitter.

Para Kozak, "Guaidó sigue siendo el presidente interino de Venezuela bajo la Constitución". "La falsa sesión de la Asamblea Nacional de esta mañana careció de quórum legal. No hubo voto", ha remachado.

En la misma línea, la Embajada virtual estadounidense en Venezuela ha criticado que se haya impedido el acceso a la sede de la Asamblea Nacional a "diputados críticos al régimen" y a la prensa. "Maduro le tiene miedo a la verdad y quiere robar la libertad del pueblo. Las fuerzas de seguridad se deben al pueblo, no a un régimen ilegítimo", ha argumentado.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha subrayado que la elección de Parra "va completamente en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes que gobiernan el proceso". Además, Almagro ha condenado los "sucesivos actos de violencia contra la Asamblea Nacional" y "cualquier acción de usurpación realizada contraria a la legitimidad constitucional y a las mayorías de la Asamblea Nacional".

Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia ha rechazado "categóricamente" que se haya "impedido el acceso de los diputados legítimamente elegidos al recinto de la Asamblea Nacional, así como a los medios de comunicación independientes".

"Alertamos a la comunidad internacional sobre el uso de la violencia en contra de los diputados y sobre los obstáculos que han impedido llevar a cabo el proceso de elección de la mesa directiva de manera transparente", ha advertido Bogotá, que critica "este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro".

"El resultado de un proceso de elección de la mesa directiva realizado de manera fraudulenta, sin transparencia ni garantías, no será reconocido por el Estado colombiano", subraya Colombia.

También Portugal ha condenado "vehementemente" las "acciones de violencia" de las fuerzas de seguridad contra el "legítimo presidente de la Asemblea Nacional, Juan Guaidó" que han impedido la elección "libre y democrática" de la nueva junta directiva. "Cualquier supuesta elección realizada al margen de la Ley y de las normas democráticas es inadmisible y constituye una falta de respeto a la legitimidad de la Asamblea Nacional y una violación de la voluntad soberana del Pueblo venezolano", subraya Lisboa.

Para el presidente de ecuador, Lenín Moreno, el "atropello" contra Juan Guaidó "es una nueva muestra del autoritarismo del régimen de Maduro". "Aleja aún más a Venezuela de la senda democrática que el mundo entero le augura. ¡Nuestra solidaridad con las fuerzas democráticas del hermano país!", ha apuntado Moreno a través de su cuenta en Twitter.

Mientras, Paraguay ha pedido a través del ministro de Asuntos Exteriores Antonio Rivas Palacios "el cese inmediato de todo acto intimidatorio que impida el ejercicio de las libertades fundamentales perpetrado contra los parlamentarios de la AN y del presidente encargado Juan Guaidó". El mensaje ha sido retuiteado por el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez.