Venezuela/Bolivia.- Chávez advierte que no reconocerá ningún gobierno que surja de un golpe de Estado contra Morales

Actualizado 12/10/2006 7:38:30 CET

CARACAS, 12 Oct. (EP/AP) -

El presidente venezolano Hugo Chávez advirtió hoy de que Venezuela "desconocerá" a cualquier gobierno que surja como consecuencia de una insurrección contra su colega boliviano Evo Morales.

Chávez declaró que en Bolivia está en marcha un plan desestabilizador, apoyado por Estados Unidos, que buscaría impedirle gobernar al presidente Morales para justificar luego su derrocamiento.

"Alertamos, Venezuela no se va a quedar cruzada de brazos si el gobierno de Bolivia y el pueblo de Bolivia son agredidos desde fuera o desde dentro", comentó Chávez en la ceremonia de clausura de un congreso de industriales venezolanos y empresarios de países miembros del Mercosur.

Comentó que en Bolivia hay "una oligarquía apátrida, sectores muy poderosos, medios de comunicación, la embajada de Estados Unidos (en La Paz) buscando militares golpistas, calentándoles la oreja a los Pinochets en potencia que parecieran que todavía pretendiesen surgir".

"Olvídense, Venezuela, lo adelanto, desconocerá totalmente a cualquier gobierno que surja de un movimiento insurreccional... y no sólo lo desconoce, hará todo lo que pueda para que ese gobierno dure lo que duró aquí el Carmonazo", en referencia al fallido golpe de estado en su contra abortado en abril de 2002.

"Desde aquí quiero ratificar el más firme y contundente apoyo al legitimo gobierno del compañero presidente Evo Morales y exigimos respeto al gobierno de Bolivia", añadió.

Las declaraciones de Chávez se producen días después de que el embajador venezolano en La Paz, quien acostumbra acompañar a Morales en sus intervenciones públicas, fuese criticado por partidos de la oposición boliviana por declarar que los ciudadanos venezolanos están listos a morir en un supuesto conflicto para defender al Gobierno de Morales.

Ese comentario implicaría, según los adversarios de Morales, el anuncio de una intervención extranjera en un supuesto conflicto interno.

El mandatario venezolano repetidamente ha dicho que "huelgas de transporte, amenazas de secesión", entre otros conflictos internos que han sacudido recientemente a Bolivia, son parte de una conspiración para derrocar a Morales.

Chávez mantiene estrechas relaciones con el mandatario boliviano, con quien ha firmado una serie de acuerdos para intercambiar combustible por insumos. Además, ofreció financiar un vasto plan de construcción de bases militares a lo largo de la frontera boliviana con Perú.