Publicado 25/09/2020 18:46CET

Venezuela.- Borrell contesta al PPE que la UE no negocia con Maduro y que está "lejos" de enviar observadores

Venezuela.- Borrell contesta al PPE que la UE no negocia con Maduro y que está "
Venezuela.- Borrell contesta al PPE que la UE no negocia con Maduro y que está " - Zucchi Enzo/EU Council/dpa - Archivo

Reitera que la misión fue apoyada por los Veintisiete y por el Grupo Internacional de Contacto para Venezuela

BRUSELAS, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha respondido este viernes a las críticas del Partido Popular Europeo (PPE) asegurando que la UE no va a "negociar, ni mediar" con el presidente, Nicolás Maduro, y que está "lejos" de poder enviar una misión de observación electoral a Venezuela.

Tras las críticas recibidas del PPE, que en una carta alertó de que la misión enviada por la UE a Venezuela era un "error estratégico" que "blanqueaba un régimen tiránico", el jefe de la diplomacia comunitaria ha contestado que la UE considera la opción de contactar con el "regimen" de Maduro con el objetivo de aliviar la crisis en el país, recordando que atraviesa una situación humanitaria crítica.

"Incluso si no le reconocemos como presidente legítimo, esto puede ayudar a mejorar las condiciones democráticas en las que se produzcan las elecciones y puede poner la primera piedra para una transición democrática en el país", ha defendido Borrell en una misiva a la que ha tenido acceso Europa Press, subrayando que la UE tiene que mantener el diálogo con todas los actores relevantes en Venezuela.

Eso sí, Borrell ha señalado que la misión diplomática desplegada estos días "no se encuentra en Venezuela para negociar, ni mucho menos mediar". Según ha explicado, ha enviado a los diplomáticos españoles Enrique Mora y Javier Niño Pérez para "dejar claro lo que la UE puede y no puede hacer para mejorar las condiciones electorales".

El Alto Representante ha insistido en que solo una solución pacífica permitirá a los venezolanos superar su crisis y por ello la diplomacia debe promover el diálogo. "Eso es lo que hace la misión del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE)", ha resumido.

Y acaba la carta con un mensaje de tranquilidad para los eurodiputados 'populares', después de que varios expresaran su alarma por las implicaciones del viaje. "No se tienen que preocupar, una misión de observación electoral solo se desplegará si se dan las condiciones necesarias. No podrá ser de otra forma", ha explicado.

"Antes de aprobarla se tiene que mandar una misión oficial exploratoria que determine si se producen dichas condiciones. Estamos lejos de eso ahora mismo", ha zanjado Borrell.

VISTO BUENO DE LOS 27 Y DEL GRUPO DE CONTACTO

Sobre el apoyo con el que cuenta para mandar la misión diplomática, Borrell ha insitido en que recibió el respaldo político "claro y unido" de los ministros de Exteriores de la UE en el Consejo de Asuntos Exteriores y del Grupo Internacional de Contacto para proceder con esta gestión.

"A la vista de ello decidí mandar una misión pequeña de funcionarios del SEAE a Caracas en mi competencia como Alto Representante para Política Exterior", ha asegurado, añadiendo que el viaje no es "secreto" ni algo "extraordinario". "Es una práctica diplomática común. En 2019 solo se enviaron tres misiones del Grupo de Contacto en distintos formatos y con el mismo objetivo", ha recordado, para asegurar que el Gobierno noruego envió una misión durante este verano para desencallar la crisis política.

APLAZAMIENTO ELECTORAL

El Alto Representante viene defendiendo que existe una "ventana de oportunidad" en Venezuela tras las gestiones del opositor Henrique Capriles con el Gobierno. Sus negociaciones permitieron la excarcelación de presos políticos y promovió el retraso de los comicios, lo que permitiría que la UE pueda enviar observadores electorales por primera vez en 14 años.

En Bruselas entienden que si las elecciones legislativas fueran el 6 de diciembre carecerían de legitimidad, por lo que solo ahondarían la brecha de Venezuela con la comunidad internacional.

Además, la diplomacia de la UE defiende que la mediación europea en Venezuela surgió a petición del líder opositor Juan Guaidó y es fruto del compromiso de Borrell de hacer suyas las exigencias de los partidos opositores venezolanos para las elecciones. Pero esta misión, en concreto, busca dar continuidad al trabajo de Capriles, único opositor que tiene contacto directo con el Ejecutivo de Maduro.