Actualizado 29/04/2010 00:22 CET

Venezuela/Brasil.- Lula afirma que la relación con el Gobierno de Chávez es "irreversible"

Venezuela y Brasil firman 22 nuevos acuerdos de cooperación

BRASILIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aplaudió este miércoles el avance de las relaciones con el Gobierno de Hugo Chávez y aseguró que esta situación "es irreversible", al apostar por la integración de las naciones sudamericanas para el fortalecimiento del crecimiento económico de la región.

Lula hizo estas declaraciones después de firmar 22 nuevos acuerdos de cooperación con Chávez, quien se encuentra de visita en Brasilia como parte de las reuniones trimestrales que acordaron realizar ambos gobiernos a partir de 2007 para analizar el desarrollo de los convenios bilaterales.

"No tengo dudas de la política de Venezuela. Es irreversible la relación entre Venezuela y Brasil", afirmó en una rueda de prensa conjunta tras el IX Encuentro de Trabajo Binacional celebrado en el Palacio Itamaraty de Brasilia.

"Soy consciente de que Venezuela se ha transformado en un socio increíble de Brasil y en paradero de muchos empresarios brasileños que están ganado dinero y aumentando el estándar de industrialización", dijo el mandatario brasileño.

El intercambio comercial entre Brasil y Venezuela ya supera los 5.000 millones de dólares (3.788 millones de euros), indicó Lula, quien espera que esta cifra se incremente en los próximos años ante convenios como la compra de materia prima a Venezuela y la construcción de la Refinería en Abreu e Lima en Pernambuco, en el este de Brasil.

Chávez, por su parte, agradeció a Lula el "impulso que en los últimos ochos años le ha dado a esta relación que casi no existía" antes de que asumiera la Presidencia de Brasil en el año 2002, dando a la izquierda el poder en este país por primera vez. "Nadie podrá echar atrás lo que hemos venido construyendo", acotó.

CONVENIOS

Los acuerdos de cooperación abarcan áreas como la energética, social, cultural, turística, de vivienda y de alimentación, además de que las mesas de trabajo de ambos gobiernos acordaron ampliar algunos convenios económicos suscritos anteriormente.

La empresa brasileña Odebrecht construirá un complejo residencial en la zona de San Agustín del Sur, en Caracas, mientras que Caracas enviará a Brasilia más de 750 barriles de nafta. Otro de los convenios que destaca es que Brasil se encargará de dirigir la creación de un centro de investigaciones para el intercambio de conocimiento técnico en el sector energético.

"Hoy hemos acordado un nuevo conjuntos de acuerdos, de proyectos que se suman a una gigantesca red de proyectos, acuerdos, programas conjunto de cooperación, en todo el frente de la batalla social, política, tecnológica, productiva y económica (...) hemos hecho sin duda lo que nunca se hizo en dos siglos", afirmó Chávez.

Este es el encuentro bilateral número 17 que sostienen ambos mandatarios, considerados aliados, y el noveno en el marco de las reuniones trimestrales acordadas en 2007 para analizar los avances de los convenios de cooperación.

Al finalizar el encuentro, Lula obsequió a Chávez con una camiseta de la selección de fútbol de Brasil --autografiada por varios jugadores de la selección-- que este año aspira a ganar su sexto título como campeón del mundo en Sudáfrica. El mandatario venezolano ha confesado en otras ocasiones ser seguidor del combinado carioca.