Actualizado 08/08/2011 19:07 CET

Venezuela.- Chávez confiesa que lloró mucho cuando se enteró de que tenía un cáncer

El Presidente Venezolano, Hugo Chávez.
EUROPA PRESS/PRENSA PRESIDENCIAL VENEZUELA

CARACAS, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, confesó que lloró mucho cuando le informaron de que tenía un cáncer, pero que finalmente terminó asumiendo su enfermedad y los "riesgos" que implicaban las operaciones a las que fue sometido y el tratamiento de quimioterapia que todavía no ha culminado.

Chávez, de 57 años, se enteró de su padecimiento a mediados de junio en Cuba, donde fue intervenido quirúrgicamente por un tumor con "células malignas" alojado en la zona pélvica. En estos "duros" momentos contó con el apoyo del exmandatario cubano Fidel Castro y de varios de sus funcionarios que estaban en la isla pendientes de su salud.

Al ser informado del cáncer, "me fui al baño a verme los ojos, lloré, lloré, lloré. Lloré por mis hijos", expresó el mandatario en una entrevista al periodista José Vicente Rángel --quien fue su vicepresidente y canciller-- trasmitida el domingo por la cadena privada venezolana Televen.

El líder bolivariano reveló que esta situación le recordó lo vivido en abril de 2002, durante el fallido golpe de Estado que provocó su expulsión temporal de Venezuela. "Lloré como el 12 de abril (de 2002)", admitió.

"Fidel me dijo 'Chávez, células malignas' y me quedé mirándolo así, no se con qué sentimientos, con un cúmulo cruzado de sentimientos, y decía: '¿Por qué a mí?'", comentó el presidente venezolano, en un tono relajado y con eventuales risas.

Aunque al principio tenía dudas sobre la pertinencia de las operaciones, finalmente se puso en manos del grupo de especialistas en Cuba --los que integran su "estado mayor médico"-- que le extranjero el tumor de la zona pélvica. "Era como una pelota de béisbol, redondita, como elaborada por alguna mano, la mano de la naturaleza", afirmó.

Según indicó, comenzó a sentir los dolores en la zona pélvica a finales del año 2010, pero además ya se sentía un tanto débil. "Una noche le dije a alguien: 'oye no será una cosa más grave lo que yo tengo ¿No será un cáncer?'", desveló.

Chávez se encuentra en estos momentos en Cuba para someterse a la segunda sesión de quimioterapia. La primera se la realizó también en la isla hace 15 días. Poco después de regresar a Venezuela, apareció en público con la cabeza rapada como consecuencia del tratamiento.