Actualizado 27/12/2010 03:14 CET

Chávez dice que Carlos Andrés Pérez tiene "todo el derecho" a ser enterrado en Venezuela

CARACAS, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, trasladó el domingo el pésame a la familia del ex dirigente Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993), quien falleció el sábado en Miami, y zanjó la polémica creada en torno a la repatriación de sus restos mortales, aseverando que "tiene todo el derecho" a ser enterrado en Venezuela.

Durante su programa dominical, el mandatario expresó su pesar por la muerte del ex presidente, a pesar de que ambos mantuvieron un fuerte enfrentamiento político que derivó en varias intentonas golpistas protagonizadas por Chávez en 1992.

"Esto no tiene por supuesto que alegrar a nadie, nosotros recibimos con pesar la muerte de cualquier ser humano, de cualquier venezolano (...) Así, con el mayor respeto nos quitamos el sombrero y decimos que en paz descanse Carlos Andrés Pérez", dijo Chávez, al tiempo que explicó que envía este mensaje "sin cinismo ni ironías".

En la misma línea, el dirigente desmintió los rumores que apuntaban a que no sería posible repatriar los restos mortales de Pérez, que pasó los últimos 17 años de su vida en Miami, desde donde ejerció una fuerte oposición a la política del Gobierno de Chávez, aunque sin ninguna intención de arrebatarle el puesto.

"Una de sus hijas llamó y habló con alguien cercano al Gobierno pidiendo autorización para traer los restos de su padre a Venezuela, eso no hacia ni falta: tienen todo el derecho de traerlo acá y darle cristiana sepultura. A la familia todo nuestro sentimiento", aclaró.

El velatorio comenzará el próximo martes en Miami y culminará el miércoles, cuando se celebrará el funeral, a la espera de que pueda realizarse su repatriación, según informó Diego Arria, ex embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, al diario 'El Universal'.

Al margen de la muerte de Pérez, Chávez rechazó una vez más la política capitaneada por éste durante sus mandatos y confió en que no vuelva a ejercerse nunca más en Venezuela. "Que con él descanse en paz y se vaya para siempre de aquí la forma que él encarnó de hacer política, atropellando los derechos de los pueblos y entregando su dignidad al imperio yanqui", sentenció.