Actualizado 03/07/2010 02:34 CET

Venezuela.- Chávez pide calma a Obama para evitar un conflicto nuclear con Irán

CARACAS, 3 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió el viernes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, prudencia al afrontar el conflicto que mantienen varias naciones occidentales con Irán, por considerarlo un posible detonante de una guerra nuclear.

Obama aprobó el jueves una reforma legal que impone sanciones severas a Irán, entre las que está limitar a la república islámica la importación de combustibles, bienes y servicios necesarios para mantener su esencial industria de hidrocarburos, en una medida de presión para que abandone su programa de enriquecimiento de uranio.

"Estamos muy preocupados porque Estados Unidos en su empeño por dominar a Irán y recuperar el petróleo que maneja, no tiene límite", advirtió Chávez. "¡Cuidado con una guerra nuclear Obama!, ¡cuidado con una bomba atómica!, que en lo que estalle la primera, viene la segunda y esto pone en peligro aun más, no sólo la paz mundial, sino la supervivencia de la especie humana", observó durante un acto oficial transmitido por la televisora estatal.

Naciones Unidas (ONU) ha impuesto varias rondas de sanciones a Irán, que incluyen medidas en contra de bancos iraníes en el extranjero de confirmarse su nexo con la fabricación de misiles nucleares, así como un embargo de armas y el agregar a varias empresas a listas negras. La Unión Europea también ha ejercido presión sobre la nación islámica, con medidas diplomáticas.

Pero Irán se ha defendido afirmando insistentemente que sus operaciones de enriquecimiento de uranio tienen fines pacíficos, postulado que Chávez apoya y considera verídico.

Por otra parte, el líder agregó que el ex presidente cubano Fidel Castro le envío una carta en la que le confía su preocupación sobre las tensiones en el Oriente Medio.

"Aquí está la carta de Fidel, puño y letra (...) tiene que ver con la gran crisis que hay en el Oriente Medio que Fidel ha estado estudiando y alertando al mundo, lo que el considera inminente una guerra nuclear", afirmó con la misiva en mano.

Venezuela y Estados Unidos mantienen relaciones consulares bastante débiles, pues Chávez considera que Washington quiere hacerse con las ingentes reservas de petróleo del país sudamericano y desestabilizar su proyecto político. No obstante, Chávez le dio la bienvenida al nuevo embajador americano propuesto para cumplir labores en Venezuela, Larry Palmer.

"Obama acaba de enviar nuevo embajador a Venezuela, le damos la bienvenida, afrodescendiente por cierto, ojalá cumpla lo que Obama me prometió (...), él me dijo: 'Chávez, no se si seremos amigos pero por lo menos te aseguro que en mi Gobierno no nos meteremos en las cosas internas de Venezuela'", contó.