Venezuela, Cuba y Nicaragua, ¿en el punto de mira de la OTAN?

Publicado 28/03/2019 14:20:04CET
REUTERS / YVES HERMAN - Archivo

   MADRID, 28 Mar. (Notimérica) -

   La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) parece haber puesto su punto de mira en Iberoamérica. Colombia y Brasil han sido los dos únicos países latinoamericanos que han expresado su deseo de forma parte de este organismo.

   En mayo de 2018 Colombia oficializó en Bruselas su ingreso en la OTAN como socio global convirtiéndose en el primer país latinoamericano en mantener esta "alianza estratégica" con la organización. Esta adhesión no supone ser miembro, sino que se trata de una alianza para trabajar juntos y profundizar en la cooperación en áreas como el desminado, la ciberdefensa y la formación militar.

   El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó este ingreso de Colombia a la OTAN de "una agresión militar a toda América Latina".

   Además de Colombia, también son socios globales de la OTAN Afganistán, Australia, Irak, Japón, Corea del Sur, Mongolia, Nueva Zelanda y Pakistán.

   "Ninguno de estos países está ubicado en la región del Atlántico Norte. No obstante, todos mantienen en la medida de lo posible una estrecha cooperación militar con Washington, o simplemente son vasallos de EEUU, o de hecho todavía están ocupados por los estadounidenses", explicó el periodista Marco Maier en un artículo para la revista austriaca 'Contra Magazin'.

   Sin embargo, Colombia no es el único país iberoamericano que quiere unirse a la OTAN. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confesó hace unas semanas, durante una reunión en la Casa Blanca con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, que se siente "bastante inclinado" a proponer que Brasil pueda disfrutar de algún modo de los beneficios de esta organización.

   Por su parte, Brasil confía en que la Administración Trump le eleve a la categoría de "mayor aliado fuera de la OTAN", una medida que le podría ayudar a adquirir equipos militares.

   Según Maier, si Colombia y Brasil realmente se unen a la OTAN, pueden ser seguidos por otros países de América del Sur, cuyos Gobiernos colaboran estrechamente con Estados Unidos.

   "Mientras los miembros europeos de la OTAN se concentran en su vecino oriental, Rusia, los integrantes latinoamericanos del bloque militar occidental podrían concentrarse en los países con Gobiernos de izquierda (Cuba, Venezuela, Nicaragua) y emprender una intervención armada con la ayuda de EEUU", concluye el periodista.

   Existe una corriente que establece que EEUU podría tener la idea de conformar un grupo contingente en el sur, junto a Colombia y Brasil, para estrechar el cerco al Gobierno venezolano y poder realizar un hipotética intervención militar en el país caribeño.

    Asimismo, Nicaragua y Cuba podrían seguir los mismos pasos que su hermano venezolano si la situación política, social y económica no mejora, según advierte el Gobierno estadounidense.

   Sin embargo, aunque EEUU no ha descartado nunca la intervención militar en Venezuela, el canciller brasileño descartó este martes una intervención militar de su país en Venezuela --o el apoyo de está acción a cualquier otro Gobierno--.