Venezuela denuncia una "violación de su soberanía" tras la incursión de un buque de Exxon en aguas de Guyana

Actualizado 24/12/2018 12:15:31 CET
Maduro
TWITTER / PRESIDENCIALVEN

   CARACAS, 24 Dic. (Notimérica) -

   El Gobierno venezolano ha denunciado a la comunidad nacional e internacional a través de un comunicado la "violación de su soberanía" después de que la Marina venezolana interceptara un buque de prospecciones petrolera de la empresa Exxon Mobil en aguas guyanesas. El incidente ocurrió en la región de Esequibo, cuya soberanía se disputan ambos países.

   "Ante esta flagrante violación de la soberanía se procedió a aplicar los protocolos internacionales correspondientes a este tipo de hechos y salvaguardar la soberanía nacional con estricto apego a los acuerdos y tratados internacionales", señaló el Gobierno venezolano.

   Del mismo modo, el Ejecutivo destacó que en el intercambio de comunicación con los capitanes de los buques de exploración, estos "arguyeron disponer de un permiso del gobierno de la República Cooperativa de Guyana para operar en dicho espacio marítimo".

   Asimismo, el Gobierno venezolano ha informado al Secretario General de las Naciones Unidas del suceso y ha trasladado la correspondiente nota de protesta al gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante esta "inaceptable violación a la soberanía nacional".

   A su vez, Venezuela a pedido al gobierno de Guyana "restablecer el diálogo directo y respetuoso" sobre esta materia, a la vez que garantiza su firme determinación de "defender la soberanía territorial de la República y los intereses del Pueblo venezolano con base en el más escrupuloso respeto del Derecho Internacional".

DISPUTA TERRITORIAL

   Venezuela y Guyana se disputan la soberanía de Esequibo, un territorio de 159.542 kilómetros que posee importantes recursos naturales --petroleros, gasísticos, mineros, hidráulicos y forestales-- y un gran potencial turístico.

   El Esequibo está administrado por Guyana conforme a un laudo arbitral de 1899 que Venezuela considera nulo porque las negociaciones secretas, que se conocieron años después, revelan vicios del consentimiento. Además, Caracas esgrime que en el Acuerdo de Ginebra de 1966 Reino Unido, antigua potencia colonial de Guyana, reconoce que es un territorio en disputa.

   El Acuerdo de Ginebra fija una 'hoja de ruta' para resolver dicha controversia y concede al secretario general de la ONU la potestad de elegir un medio de solución pacífica y cambiarlo por otro si lo considera necesario.

   El secretario general de la ONU Ban Ki Moon reactivó en 2017 los buenos oficios, que quedaron suspendidos en 1990, y dio un plazo de un año a las partes para pactar. Una vez agotado el tiempo, su sucesor, Antonio Guterres, decidió en enero enviar el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Para leer más