Detenidos 34 gerentes de supermercados en Venezuela por supuestamente ocultar productos y subir sus precios

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 21/09/2018 8:33:19 CET

CARACAS, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha informado este jueves de que 34 gerentes de supermercados han sido detenidos por supuestamente ocultar productos e incrementar los precios, en una última ofensiva del Gobierno contra las empresas en medio de una severa recesión económica.

Maduro prometió en agosto un programa de recuperación económica en el país con multimillonarios recursos petroleros, que enfrenta hiperinflación y profundas distorsiones, decretando un aumento salarial de 60 veces y devaluando la moneda en un 96 por ciento.

"Tuvimos un grupo de supermercados que les escondió los productos a la gente y que les empezó a cobrar el precio que les dio la gana, 34 gerentes de grandes supermercados están tras las rejas procesados por violar la ley", ha afirmado Maduro, acompañado de sus ministros en una reunión.

"Unos dicen una cosa y vienen los supermercados y dicen otra (...) qué excusas tienen para no cumplir con el abastecimiento y los precios acordados", ha manifestado Maduro, llamando a los venezolanos a denunciar precios "injustos" para evitar "ser robados".

El Gobierno, que sufre problemas de liquidez, ha asegurado que cubriría los salarios durante los primeros tres meses para que las empresas no aumenten los precios a pesar de que la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, estimó una inflación anual de un 200.000 por ciento.

Medios locales han informado de que muchos de los gerentes arrestados trabajan en Central Madeirense, una cadena de supermercados fundada hace alrededor de 70 años por inmigrantes portugueses.

Algunos propietarios de tiendas que dudan que el Gobierno cubra los nuevos salarios han tratado de ajustar sus cuentas aumentando precios y despidiendo a sus empleados, lo que impulsaría un éxodo masivo que ya suma más de 2 millones de personas.

Los economistas afirman que las reformas de Maduro no abordan los problemas de raíz de Venezuela, como el control del tipo de cambio y la creación excesiva de dinero, lo que señalan que podría desestabilizar aún más la economía venezolana.

Sin embargo, Maduro se ha mostrado optimista al analizar las medidas a un mes de su aplicación, asegurando que el nuevo salario recuperó el poder adquisitivo y que las autoridades habían dejado de imprimir dinero inorgánico.

El mandatario también ha recalcado que Venezuela comenzaría a usar en octubre el Petro, una criptomoneda que lanzó este año, para las transacciones comerciales internacionales. Sin embargo, un reciente informe especial de Reuters mostró que el Petro no es un instrumento financiero funcional, lo que sugiere que Caracas tendrá dificultades para que sea aceptado en el exterior.

Un nuevo sistema de pagos de la gasolina se extenderá a nivel nacional este lunes, según ha añadido el mandatario. Los venezolanos podrán usar una controvertida tarjeta emitida por el Estado, denominada "carné de la patria", para llenar sus tanques, según ha añadido y ha prometido ofrecer más detalles la próxima semana, incluido el nuevo precio.

Maduro también ha arremetido contra los bancos y les ha dado 48 horas para "liberar" el dinero que estaban acumulando. Venezuela ha tenido problemas para imprimir suficiente dinero físico, creando una escasez crónica de efectivo que el Gobierno ha atribuido a negocios y "mafias" que operan en la vecina Colombia.

Contador