EEUU "tomará medidas" contra quien se oponga a la "restauración de la democracia" en Venezuela

Actualizado 24/02/2019 9:00:09 CET
Mike Pompeo
REUTERS / YVES HERMAN - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha condenado este domingo la violencia que ha tenido lugar en la frontera entre Venezuela y Colombia al tiempo que ha afirmado que Estados Unidos "tomará medidas" contra quienes se opongan a la "restauración de la democracia" en Venezuela, aunque no ha especificado a qué acciones concretas se refiere.

"Estados Unidos tomará medidas contra aquellos que se opongan a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela. Ahora es el momento de actuar en apoyo de las necesidades del pueblo venezolano, que está desesperado", ha establecido.

Pompeo ha condenado la violencia perpetrada por los que ha calificado como "matones de Maduro" y expresado sus "simpatías" a las familias de los fallecidos este sábado en los disturbios en los puentes fronterizos. Según la ONG Foro Penal, al menos cuatro personas han perdido la vida.

En una serie de tuits publicados a través de su cuenta oficial, Pompeo también ha criticado abiertamente al presidente venezolano, Nicolás Maduro, por no permitir el paso de la ayuda humanitaria concentrada en Colombia y destinada a Venezuela.

"¿Qué clase de tirano enfermo para camiones con comida para que no llegue a gente hambrienta", ha señalado. "Mientras Juan Guaidó lidera los esfuerzos para que la ayuda llegue a la gente, Maduro envía a bandas armadas para atacar a civiles inocentes", ha añadido.

La oposición anunció el envío de ayuda humanitaria a través de esta frontera, pero las autoridades venezolanas han impedido la entrada de este cargamento. Durante la jornada se han producido numerosos enfrentamientos en varios puentes fronterizos, que según el Gobierno de Colombia se han saldado con 285 personas heridas.

En ese sentido, Bogotá asegura que al menos 60 miembros de las fuerzas de seguridad de Venezuela han cruzado la frontera y han solicitado asilo en Colombia.

Este contencioso se enmarca en la crisis política abierta después de que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Juan Guaidó, se autoproclamara presidente encargado del país el pasado 23 de enero por considerar ilegal el nuevo mandato presidencial de Maduro.