Actualizado 17/02/2006 19:57:52 +00:00 CET

Venezuela/EEUU.- Venezuela pide a Estados Unidos explicaciones sobre las declaraciones de Rice

CARACAS, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La viceministra para asuntos con América del Norte del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maripili Hernández, rechazó las declaraciones de la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice, y pidió al Gobierno del presidente George Bush detener su injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

Hernández anunció que requerirán al Departamento de Estado una explicación por las palabras de Rice y recalcó que si bien Venezuela espera mantener buenas relaciones con los gobiernos de todas las naciones, exige a todos respetar su autonomía y a las autoridades electas democráticamente.

Asimismo, la viceministra exigió al Gobierno de Estados Unidos que aclare si las palabras de la secretaria de Estado forman parte de un plan para desestabilizar el orden interno de Venezuela durante este año electoral, tal como sucedió en el año 2002, según informa la emisora local 'Unión Radio'.

"Nos preocupa de manera significativa que (Rice) haga referencia específica a una supuesta huelga, que no existe, porque refleja otro tipo de plan. Nos preocupa y llama la atención profundamente que se esté tratando de crear nuevamente una situación de inestabilidad en Venezuela de cara a las elecciones de diciembre", puntualizó.

La viceministra encargada de los Asuntos con América del Norte destacó que ante la situación solicitará una explicación. "Ya lo hemos hecho de manera verbal y luego lo haremos por escrito, ante el Gobierno de Estados Unidos, en relación a qué quiere decir la secretaria de Estado con este tipo de referencia", insistió.

Hernández subrayó con contundencia que "desde Venezuela, con mucho respeto, pero también con muchísima firmeza", se exigirá a Washington que termine con su injerencia. "Basta de interferir en los asuntos que son de Venezuela, basta de pretender intervenir con los problemas donde solamente tenemos que participar los venezolanos", indicó.

"Queremos buenas relaciones con todos los países, eso incluye al Gobierno y el pueblo de Estados Unidos, pero ponemos una condición innegociable, el respeto. Queremos respeto para nuestro país, para nuestra soberanía, para nuestras leyes, para nuestra Constitución y para nuestras autoridades democráticamente electas", sentenció.