Actualizado 17/02/2006 18:23:00 +00:00 CET

Venezuela.-Embajador venezolano dice que EEUU busca el "imposible apoyo" de España en 'caso Súmate' para atacar a Chávez

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en España, Arévalo Méndez, tildó de "arrogante, intrometida y descarada" la "cruzada diplomática" que ha emprendido la Administración Bush con el objetivo de lograr el "imposible apoyo" de España en el 'caso Súmate' para atacar al Gobierno de Hugo Chávez.

La secretaria de Estado norteamericano, Condoleezza Rice, llamó el pasado martes al ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para abordar con él la situación en Venezuela y concretamente el procesamiento a tres directivos de la ONG de oposición Súmate. Alejandro Plaz, Ricardo Estévez y Maria Corina Machado están acusados de un delito de conspiración por recibir fondos extranjeros para actividades políticas.

Fuentes diplomáticas españolas indicaron que Rice y Moratinos coincidieron en su preocupación por este juicio y por la posibilidad de que una ONG, en este caso venezolana, sea juzgada por recibir fondos del exterior.

El embajador venezolano denunció el objetivo de Washington de intentar el "pretendido apoyo" de Moratinos "para arremeter contra el Gobierno bolivariano en un nuevo y abierto intento de desestabilización de la democracia venezolana".

"El Gobierno de Estados Unidos quiere escapar a su propio acoso buscando el imposible apoyo de gobiernos amigos como el de España para atacar a Venezuela. Nuestro país no es culpable de la protesta mundial y la convulsión interna que asedia al gobierno de Bush. Venezuela no es culpable de sus males", señaló Méndez.

En este sentido, tachó de "ingenua e inútil" esta campaña de Rice en busca de aliados "para agredir una vez más a Venezuela", aunque admitió que no le extraña "la agresividad ni el descaro del Gobierno de Washington al momento de intervenir en los asuntos internos de nuestro país, pues ya en oportunidades anteriores ha reconocido públicamente que financia acciones contra el orden constitucional y democrático venezolano".

Méndez subrayó que Caracas ya conoce "la incomodidad" de la Administración Bush por el "excelente nivel" de las relaciones entre España y Venezuela. "También sabemos de su evidente intento de deteriorar este clima de entendimiento e intercambio, pero no logrará dañar nuestras relaciones bilaterales con la caprichosa pretensión de tapar sus males", advirtió.

"Este intento de descomponer las relaciones de Venezuela con España y la Unión Europea quiere encontrar en el ya minúsculo, injustificable y gastado caso de Súmate una excusa para inducir una nueva campaña desestabilizadora desde el exterior, pero estoy seguro que se tropezará con la fortaleza de los gobiernos amigos que ya no se creen ese trillado y vacío cuento de Washington sobre Venezuela", concluyó en un comunicado.