Actualizado 02/10/2006 23:23 CET

Venezuela/España.- El candidato opositor Manuel Rosales exige a Chávez sacar del Gobierno al etarra Cubillas

CARACAS, 2 Oct. (De la enviada especial de EUROPA PRESS a Venezuela, Cristina Sánchez) -

El principal candidato de la oposición en Venezuela, el socialdemócrata Manuel Rosales, exigió hoy al presidente de su país, Hugo Chávez, quien se postula a la reelección el próximo 3 de diciembre, que expulse de su Gobierno al etarra José Arturo Cubillas y "no complique más la vida al país" estableciendo vínculos con grupos terroristas reconocidos a nivel internacional.

Cubillas, quien en los años ochenta perteneció a un comando de la banda terrorista ETA, trabaja desde octubre de 2005 para el Gobierno de Chávez como director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) de Venezuela.

El etarra, deportado de Argelia a Venezuela en 1989, adquirió la nacionalidad venezolana tras casarse con la periodista venezolana de origen vasco Goizeder Odrizola, quien desde el pasado 5 de septiembre también ocupa un puesto en la Administración pública como directora general del Despacho de la Presidencia de la República. Antes fue responsable de la Oficina de Información y Relaciones Públicas del Ministerio de Agricultura y Tierras.

En una multitudinaria rueda de prensa celebrada en Caracas, Rosales lamentó que el Gobierno actual de Venezuela mantenga vínculos "con grupos terroristas reconocidos a nivel internacional"y solicitó a Chávez que "saque de sus funciones" al etarra Cubillas ya que, a su entender, "no es posible que un terrorista esté en el Gobierno" de "un país de paz" como Venezuela.

En esta línea, el candidato opositor pidió también al presidente venezolano que "deje de complicarle la vida al país" con iniciativas como esta, que según Rosales demuestran la cercanía del Gobierno de Chávez a cualquier forma de terrorismo internacional. El líder socialdemócrata ironizó sobre esta cuestión apuntando que lo único que le falta al Ejecutivo venezolano "es hacer una invitación especial a (Osama) Bin Laden a Venezuela y entregarle la Orden del Libertador por haber tirado las torres del imperio".

Cubillas, al que la Policía española buscaba en su momento por su posible implicación en tres asesinatos, fue detenido el 18 de julio de 2002 en Venezuela, y puesto en libertad al cabo de unas horas porque en aquel momento no figuraba en la lista de etarras reclamados por la Audiencia Nacional, a los que la Fiscalía venezolana ordenó su busca y captura.

La Policía española atribuye a Cubillas haber formado parte del "comando Oker", grupo del que también eran miembros Idoia López Riaño y José Angel Aguirre Aguirre. El grupo se constituyó en 1984 como comando legal de ETA y estuvo activo durante un año y medio hasta que la Policía capturó en octubre de 1985 a José Angel Aguirre.

A su vez, al "comando Oker" se le atribuyen el asesinato del ciudadano francés Joseph Couchot, cometido el 16 de noviembre de 1984 en Irún, así como el de Angel Facal Soto, perpetrado el 26 de febrero de 1985 en Pasajes, y el del policía nacional Máximo García Kleinte, acaecido en San Sebastián el 15 de mayo de 1985.

El ministro español de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, anunció que el Gobierno español "hará toda clase de averiguaciones" sobre las causas pendientes con la Justicia española que pueda tener el etarra.

Por otro lado, la Fiscalía de la Audiencia Nacional está revisando los procedimientos que pueda haber abiertos en la citada sede judicial contra Arturo Cubillas, según precisaron a Europa Press fuentes fiscales que señalaron que de momento no consta que se haya pedido su extradición a Venezuela por su vinculación con ETA.