Actualizado 05/12/2006 0:26:32 +00:00 CET

Venezuela/España.- Jiménez subraya que España comprueba si es verdad que Venezuela va a nacionalizar a cuatro etarras

DAKAR (SENEGAL), 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, indicó esta noche a Europa Press que el Gobierno español está "comprobando que hay de verdad" en la información surgida ayer sobre una eventual nacionalización de cuatro etarras por parte del Ejecutivo venezolano de Hugo Chávez.

"Estamos comprobando en estos momentos la veracidad" de estos hechos, insistió, sin querer facilitar más datos al respecto y remitiéndose a las informaciones que el Ministerio de Asuntos Exteriores ofrecerá previsiblemente a lo largo de la jornada.

El Gobierno español aseguró esta noche no tener constancia de la posible nacionalización de estos presuntos etarras en Venezuela con objeto de evitar su extradición a España, según indicó previamente, en declaraciones a Europa Press, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El portavoz explicó que, tras conocer la información a través de la prensa, el Ministerio se puso en contacto inmediato con la Embajada de española en Caracas y esta con las autoridades venezolanas por los cauces diplomáticos habituales con objeto de realizar indagaciones al respecto.

Por el momento, el Gobierno español no tiene noticias tendentes a la confirmación de esta información por la que se indicaba que el gabinete del recién reelegido Chávez se ha comprometido por escrito a conceder la nacionalidad venezolana a cuatro presuntos miembros de ETA, a los que da "asilo político", para evitar que sean extraditados y juzgados en España.

Según informan hoy varios diarios nacionales, se trataría de Eugenio Barrutiabengoa, Lorenzo Ayestarán, Jesús Ricardo Urteaga y Miguel Angel Aldana. Asimismo, el Ejecutivo venezolano indemnizará además con 325.000 euros a los etarras Sebastián Echániz Alcorta y Juan Victor Galarza Mendiola, ambos condenados por la Audiencia Nacional, como pago por haberlos deportado a España en 2002.