Venezuela/España.- El líder opositor Petkoff llega el martes a España para reunirse con Trinidad Jiménez

Actualizado 28/09/2006 11:04:10 CET

CARACAS, 28 Sep. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Cristina Sánchez) -

El líder de la oposición venezolana, Teodoro Petkoff, respaldo activo del candidato presidencial Manuel Rosales, viajará el próximo martes, 3 de octubre, a España para entrevistarse en Madrid con representantes del PSOE, entre ellos la nueva secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Además participará junto al ex presidente Ernesto Sámper entre otros, en la reunión del llamado Grupo de Biarrit, que se celebrará en la localidad entre el 5 y el 6 de octubre.

Petkoff, líder de opinión y responsable del diario 'Tal Cual' de Venezuela, permanecerá del 3 al 8 de octubre en Biarrit y después hasta el 12 de octubre en la capital, donde tiene previsto mantener contactos con miembros del partido socialista y periodistas de los principales diarios nacionales.

Además, podría entrevistarse con el ex presidente Felipe González quien, según dijo el propio Petkoff, cuando visita Venezuela va a verle a él y a Chávez.

Durante un encuentro con periodistas españoles celebrado en Caracas, Petkoff, opositor de izquierdas, reconoció que el Gobierno español no interviene en los asuntos internos de Venezuela, pero criticó la postura "indulgente y ambigua, de simpatía difusa" que, a su juicio, mostró al principio el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el de su homólogo venezolano, Hugo Chávez. "Eso fue al principio, ahora (la postura del Gobierno de Zapatero) es menos ambigua", matizó.

Criticó también que Rodríguez Zapatero enviase a Venezuela hace unos 20 meses a quien por entonces era su ministro de Defensa, José Bono, quien, según Petkoff, tenía como objetivo "tratar de convencer" a Chávez para que siguiera adelante con el contrato para la compra de barcos a Noventa a pesar de los problemas surgidos por aquel entonces con el contrato de Caracas y la empresa EDAD-CASA para la compra de 12 aviones militares, cuya venta a Venezuela fue vetada por "deshonesta" ya que las aeronaves poseían tecnología estadounidense.

"Zapatero envió a Bono a colgarse de los cojines de Chávez para que no le quitaran las corbetas, que se las iban a dar a Italia", aseguró el líder opositor, quien consideró el episodio como "una vergüenza" y rechazó que desde países europeos como España se "perdone" la política "agresiva" del actual presidente de Venezuela "en nombre de que es popular y amigo de (Fidel) Castro". "La revolución se ve muy bien desde lejos, incluso hoy quedan algunos europeos que babean por Fiel. La revolución en el tercer mundo es interesante porque no se sufre", sentenció.