El exjefe del SEBIN pide que se deje de "culpar al mundo de las desgracias" de Venezuela

Actualizado 10/05/2019 8:25:25 CET
Colombia/Venezuela.- Venezuela condena y rechaza la información "falsa" dada por Colombia sobre una supuesta incursión
REUTERS / ANDRES MARTINEZ CASARES - Archivo

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Manuel Cristopher Figuera, quien retiró la semana pasada su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha pedido este jueves que se deje de "culpar al mundo de las desgracias" de Venezuela.

"Basta de culpar al mundo de las desgracias de nuestro país y seguir exigiendo más sacrificio a nuestra población mientras algunos dirigentes han hecho fortuna y la han sacado a otras naciones", ha indicado Figuera a través de un vídeo.

El exjefe del SEBIN ha afirmado que ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien asegura que ha pedido que levantara las sanciones a Venezuela.

"Respondió que lo haría, pero cuando hubiese otra Administración en nuestro país porque la actual seguiría robándose de nuestros recursos y continuaría el sufrimiento a nuestra sociedad", ha recalcado.

Además, Figuera ha llamado a los venezolanos a "trabajar para la reconstrucción y el reordenamiento del Estado". "Creo y estoy seguro de que nos merecemos un mejor país", ha subrayado.

Figuera afirmó la semana pasada en un comunicado que decidió retirar su apoyo a Maduro tras descubrir que "muchas personas de su confianza estaban negociando a sus espaldas".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó este martes que Washington había retirado las sanciones contra el general, algo que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, considera que muestra el apoyo de sus aliados, además de su "seriedad y compromiso con nuestra Fuerza Armada dispuesta a defender la Constitución".

La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres".

El 30 de abril, Guaidó anunció el inicio de la 'Operación Libertad' para derrocar a Maduro, asegurando que contaba con el apoyo de "un grupo importante" de militares.

Sin embargo, la cúpula militar ratificó su lealtad al dirigente bolivariano, por boca del ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y Maduro dio por derrotada la "escaramuza golpista" amenazando con acciones judiciales a los implicados.

Para leer más