Publicado 17/12/2020 17:29CET

Venezuela.- Guaidó espera que "en los próximos días" la UE avale la prórroga de la actual Asamblea Nacional

Consulta popular organizada por la oposición en Venezuela
Consulta popular organizada por la oposición en Venezuela - JUAN CARLOS HERNANDEZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Advierte a Zapatero de que "lo que sucede en Venezuela ya no es relativizable"

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, ha agradecido que países como España hayan rechazado la legitimidad de las elecciones parlamentarias convocadas el 6 de diciembre por el Gobierno de Nicolás Maduro, pero ahora espera que "en los próximos días" los países de la UE den el siguiente y "fundamental" paso y avalen la prórroga del actual Parlamento.

Las elecciones del 6 de diciembre, un "fraude" en opinión de Guaidó, están llamadas a renovar la actual Asamblea, cuyo mandato expira en principio el 5 de enero. El jefe parlamentario, que en enero de 2019 se autoproclamó 'presidente encargado' del país, ha denunciado que Maduro quiere "aniquilar la alternativa democrática".

Por este motivo, ha instado a los países que le reconocen actualmente como jefe de Estado legítimo a seguir haciéndolo más allá del 5 de enero. Guaidó, que ha participado en un foro telemático organizado por Nueva Economía Forum, ha subrayado que la Asamblea Nacional es "la única institución con legitimidad" en Venezuela.

El dirigente de Voluntad Popular ha reiterado que el objetivo sigue siendo avanzar hacia unas elecciones "libres, justas y verificables", para lo cual trabaja con "soluciones sobre la mesa". Una de ellas es el establecimiento de un gobierno de transición que el régimen chavista ha rechazado de plano.

"Cualquier transición genera dudas", ha admitido Guaidó, que ha abogado por compatibilizar las medidas de presión a la "dictadura" con "garantías" que permitan eliminar las dudas de "quienes hoy tienen miedo", en alusión principalmente a funcionarios que "todavía sostienen a Maduro".

En relación a las sanciones, Guaidó considera que la UE puede utilizar contra el entorno de Maduro su nuevo régimen de sanciones contra violadores de los Derechos Humanos, al tiempo que ha recordado que tanto la ONU como la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI) han apuntado a la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

UNIDAD, NO "UNANIMIDAD"

Guaidó ha restado importancia a las divisiones en el seno de la oposición, en la medida en que cree que todas las partes están llamadas, "por encima de las diferencias", a "unificar" Venezuela, no solo con vistas a "trascender la coyuntura actual", sino también con el objetivo de garantizar "la gobernabilidad y la estabilidad" y, en última instancia, atender "una emergencia humanitaria completa".

"La unidad no es unanimidad", ha dicho Guaidó, que ha salido al paso de las preguntas sobre visiones individuales "bastante altisonantes" de otros opositores como puedan ser Henrique Capriles o Antonio Ledezma. La construcción de consensos, ha añadido, "es una tarea constante".

En relación a las críticas de Capriles, que llegó a decir que Guaidó es un líder "fundido" en una reciente entrevista con la BBC, el jefe de la Asamblea Nacional ha optado por insistir en que son "millones" quienes han respaldado iniciativas como la consulta popular, convocada como alternativa a los comicios parlamentarios.

CRÍTICAS A ZAPATERO

Guaidó ha enfatizado que el diálogo no es la solución a la crisis a estas alturas, por considerar que Maduro solo pretende "ganar tiempo", y ha criticado a quienes empatizan de alguna forma con las tesis o propuestas del Ejecutivo chavista.

Al hablar de la postura mantenida en este último año por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, Guaidó ha afirmado que "lo que sucede en Venezuela ya no es relativizable". "No hay un problema de izquierdas y derechas", sino de "supervivencia", por lo que considera que "ya no es tolerable de ninguna manera el respaldo a un dictador sangriento".

Sobre la posición que adoptará la futura Administración de Estados Unidos, con el demócratra Joe Biden al frente, Guaidó ha dicho no tener duda de que seguirá una línea similar a la de Donald Trump, toda vez que existen "lazos bipartidistas" sobre una política "muy clara y determinada" en relación a Venezuela.