Publicado 20/12/2020 13:38CET

Venezuela/Guyana.- Maduro y Guaidó rechazan la decisión de la CIJ de declararse competente para el conflicto de Esequibo

Tribunal sobre el contencioso de Esequibo que enfrenta a Guyana y Venezuela en la Corte Internacional de Justicia
Tribunal sobre el contencioso de Esequibo que enfrenta a Guyana y Venezuela en la Corte Internacional de Justicia - CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA

El viernes la CIJ se declaró competente sobre el caso pese a que Venezuela no reconoce su jurisdicción

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Juan Guaidó, han coincidido en su rechazo a la decisión anunciada el pasado viernes por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de declararse competente sobre el contencioso territorial entre Venezuela y Guyana por la región de Esequibo. La CIJ es el organismo de la ONU con sede en La Haya que dirime los conflictos entre Estados.

"Rechazamos y repudiamos categóricamente la decisión infame de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que atenta contra los derechos de Venezuela a su territorio Esequibo. Defenderemos nuestros derechos históricos de Soberanía. ¡El Sol de Venezuela Nace en el Esequibo!", ha subrayado Maduro a través de un mensaje publicado en Twitter.

También Guaidó, autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, ha expresado su rechazo a la decisión. "Esa decisión, desconoce el Acuerdo de Ginebra de 1966, único instrumento jurídico, político y diplomático que reconoce la existencia de la controversia y promueve una solución práctica y satisfactoria para las partes", destaca.

Además, Guaidó ha recordado que "la Corte, se declara competente aún y cuando Venezuela no reconoce su jurisdicción, pues no es signataria de la cláusula consagrada en el artículo 36 del Estatuto de la CIJ, ni forma parte de tratados multilaterales que reconocen la misma, como tampoco lo es la República Cooperativa de Guyana".

El comunicado de Guaidó señala además como responsable de la situación al difunto presidente venezolano Hugo Chávez y su sucesor, Maduro, "quienes por su conducta negligente e irresponsable, antepusieron los intereses ideológicos-partidistas por encima de los intereses nacionales, colocando en riesgo la integridad territorial y la pérdida de la soberanía de la nación".

El dirigente opositor ha apelado así a la sociedad venezolana en su conjunto y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en particular para que se garantice la soberanía del Esequibo.

Este viernes 18 de noviembre la CIJ se declaró competente, por 12 votos contra 4, para dirimir la legalidad del Laudo Arbitral de 1899 que concedió Esequibo al entonces imperio británico, una decisión que Venezuela rechaza desde entonces. La zona podría tener reservas de hidrocarburos, en especial en sus aguas jurisdiccionales.

EL ACUERDO DE GINEBRA

La posición venezolana se basa en el acuerdo firmado en 1966 en Ginebra entre Venezuela y Reino Unido, antigua potencia colonial de Guyana, el cual reconoce que el Esequibo es un territorio en disputa y fija una 'hoja de ruta' para resolverla concediendo al secretario general de Naciones Unidas la potestad de elegir una vía de solución pacífica.

El anterior jefe de la ONU, Ban Ki Moon, reactivó en 2017 los buenos oficios, que quedaron suspendidos en 1990, y dio un plazo de un año a las partes para pactar. Una vez agotado el tiempo, su sucesor, António Guterres, decidió enviar el caso a la CIJ.

El Esequibo es un territorio de 159.542 kilómetros que posee importantes recursos naturales --petroleros, gasísticos, mineros, hidráulicos y forestales-- y un gran potencial turístico.

Está administrado por Guyana conforme a un laudo arbitral de 1899 que Venezuela considera nulo porque las negociaciones secretas, que se conocieron años después, revelan vicios del consentimiento.