Venezuela insiste en no comparecer ante la CIJ por la disputa territorial con Guyana

Sede de la Corte Internacional de Justicia
CIJ-ICJ/UN-ONU, CAPITAL PHOTOS/FRANK VAN BEEK
Actualizado 18/04/2019 8:46:52 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Venezuela han insistido este miércoles en que no comparecerán ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por considerar que carece de la jurisdicción adecuada para dirimir el conflicto territorial entre ambos países por el Esequibo.

"La República Bolivariana de Venezuela confirma a la Corte Internacional de Justicia que no acepta su jurisdicción y ratifica su decisión de no comparecer ante esta instancia en el procedimiento iniciado unilateralmente por la República Cooperativa de Guyana", ha indicado el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, en su cuenta de Twitter.

En un comunicado, el Gobierno venezolano ha reiterado "su no comparecencia en dicho procedimiento por estimar, en ejercicio pleno de su soberanía, que la Corte carece manifiestamente de jurisdicción sobre el caso, siendo el objeto de la demanda de la República Cooperativa de Guyana inadmisible".

"Venezuela históricamente no ha aceptado, ni aceptará esa jurisdicción, y mucho menos ha otorgado su consentimiento sobre una demanda infundada con la que la República Cooperativa de Guyana pretende eludir la obligación de negociar amistosamente un arreglo práctico, aceptable y satisfactorio para ambas partes", señala el texto.

No obstante, Caracas ha destacado que están dispuestas a facilitar a la CIJ la información "sobre los fundamentos de su posición a fin de asistirla en el cumplimiento del deber que le impone el artículo 53.2 de su estatuto".

"Esta decisión soberana es la más consecuente con la posición histórica venezolana y cuenta además con la debida asesoría jurídica internacional, que asiste permanentemente a la República Bolivariana de Venezuela en esta controversia territorial", recoge el documento.

La disputa se debe al Esequibo, un territorio de 159.542 kilómetros que posee importantes recursos naturales --petroleros, gasísticos, mineros, hidráulicos y forestales-- y un gran potencial turístico y que se sitúa en el límite entre Venezuela y Guyana.

Venezuela ha vuelto a pedir a Guyana que acepte la invitación de proseguir con las "negociaciones amistosas" con la "más amplia y sincera disposición para alcanzar el arreglo práctico y mutuamente aceptable que prescribe el Acuerdo de Ginebra".

El Esequibo está administrado por Guyana conforme a un laudo arbitral de 1899 que Venezuela considera nulo porque las negociaciones secretas, que se conocieron años después, revelan vicios del consentimiento. Además, Caracas esgrime que en el Acuerdo de Ginebra de 1966 Reino Unido, antigua potencia colonial de Georgetown, reconoce que es un territorio en disputa.

El Acuerdo de Ginebra fija una 'hoja de ruta' para resolver dicha controversia y concede al secretario general de la ONU la potestad de elegir un medio de solución pacífica y cambiarlo por otro si lo considera necesario.

Para leer más