Actualizado 01/05/2013 12:10 CET

Venezuela.- El líder del PSUV en la Asamblea asegura que han sido sus diputados los golpeados por opositores

CARACAS, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la Asamblea Nacional, Pedro Carreño, ha asegurado que han sido diputados opositores los que han agredido a varios chavistas durante la sesión parlamentaria de este martes.

"Es inconcebible que a estas alturas la bancada de la derecha quiera desconocer la voluntad popular", ha señalado, en declaraciones recogidas por el portal Noticias 24, en referencia al hecho de que los diputados de la Mesa de Unidad Nacional (MUD) no reconocen a Nicolás Maduro como presidente del país.

Los enfrentamientos en la cámara se han producido, según el relato hecho por diputados opositores, después de que el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, haya reiterado su rechazo a dejar hablar a aquellos que no reconozcan a Maduro. Tras ello, los opositores han sacado una pancarta en la que se leía "golpe al Parlamento" y han hecho sonar pitos, produciéndose a continuación el encontronazo con los chavistas.

Por su parte, la diputada del PSUV Odalis Monzón ha lamentado que "hoy vivimos un acto más fascista dentro del Parlamento venezolano, un acto más de violencia que ellos encabezaron; ellos, encabezados por el candidato perdedor". "Hoy fuimos varias diputadas y diputados que fuimos golpeados. Hoy me tocó a mí llevar los golpes de la revolución. Hoy me tocó defender el legado del comandante", ha añadido.

El también diputado del PSUV Jesús Farías ha negado en declaraciones a la agencia oficial AVN que él haya agredido a la diputada opositora Nora Bracho, como ha denunciado la parlamentaria de la MUD Maria Corina Machado. "Jamás ocurrió y como es obvio no tiene ninguna prueba, porque nunca sucedió", ha subrayado.

En este sentido, ha anunciado que emprenderá acciones legales contra esta difamación que busca "desacreditar a la Asamblea Nacional y a sus diputados". "Esto es parte de toda una campaña de descrédito que tiene una proyección internacional y que se fundamenta en mentiras. Allí hubo una confrontación y jamás hubo una mujer agredida por mí", ha insistido.

Según su versión de los hechos, los opositores han tratado de sabotear la sesión parlamentaria para genera una situación tensa "que desembocó en una confrontación directa de golpes entre diputados de ambas bancadas, provocada por toda una maniobra que se venía planificando desde laboratorios psicológicos para hacer ver a la Asamblea Nacional como espacio de violencia e intolerancia".

"Los diputados revolucionarios vamos a garantizar el buen funcionamiento del Parlamento venezolano y, en las sesiones venideras, vamos a impedir que estas provocaciones se sigan desarrollando", ha asegurado.