Actualizado 05/06/2013 07:49 CET

Venezuela.- Maduro celebra el cambio de postura de Colombia sobre la OTAN y abre la puerta a una reunión con Santos

CARACAS, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado la decisión de Colombia de no entrar en la OTAN y ha dejado la puerta abierta a reunirse con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para solucionar la crisis bilateral.

En una rueda de prensa, Maduro se ha referido a las declaraciones del ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, que este martes ha aclarado que su país "ni quiere ni puede" incorporarse a la OTAN, en el marco de la polémica regional que se desató el fin de semana, cuando Santos apuntó a un posible ingreso en la OTAN.

"Saludamos esta declaración porque va en la onda de poder mantener en buen carril las relaciones de paz con el Gobierno de Colombia y Suramérica. Nos parece un paso positivo", ha dicho, de acuerdo con la prensa oficial.

Maduro ha sido uno de los más críticos con el acercamiento entre Colombia y la OTAN al considerar que es un intento de la organización internacional de implantar sus "planes guerreristas en Suramérica" y que, por tanto, "pone en riesgo la estabilidad regional".

En la misma línea, el presidente boliviano, Evo Morales, tachó de "amenaza" para toda América Latina las intenciones de Colombia de aumentar sus vínculos con la OTAN, al considerar que se trata de "un instrumento de intervención" a nivel mundial.

Por su parte, el presidente niacaragüense, Daniel Ortega, calificó de "inadmisible" la postura colombiana porque contradice el acuerdo alcanzado por los países latinoamericanos y caribeños para que la región sea una zona de paz.

CRISIS BILATERAL

Tras la reculación colombiana sobre la OTAN, Maduro ha apuntado a la posibilidad de reunirse con Santos para abordar la crisis bilateral. "Llegará el momento en el que nos tengamos que ver", ha considerado. "Queda la pelota en el campo colombiano", ha subrayado.

El líder 'chavista' ha indicado que "el Gobierno Bolivariano está dispuesto a mantener las mejores relaciones de cooperación con Colombia". "Somos hermanos siameses, creados por el gran Libertador Simón Bolívar", ha destacado.

Si bien, ha insistido en que las relaciones deben basarse en el respeto mutuo. "No nos pueden descarrilar de nuevo. (Los venezolanos) somos hijos de (el fallecido presidente Hugo) Chávez y sabemos lo que es el respeto", ha advertido.

Las tensiones entre Bogotá y Caracas se reanudaron el pasado 29 de mayo por la reunión que Santos mantuvo con el líder de la Mesa de Unidad de Democrática (MUD), Henrique Capriles, para que le trasladara la postura de la oposición venezolana sobre la controversia que se ha desatado por las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril.

Tras esta reunión, el ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, anunció que su Gobierno ha decidido "evaluar" --aunque con "mucho amor", según matizó después el presidente venezolano, Nicolás Maduro-- su participación como país acompañante en el proceso de paz colombiano.

Se trata de la segunda vez que Capriles se reúne con Santos. La primera fue el pasado mes de septiembre, en el marco de la campaña para las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre en Venezuela, en las que Chávez fue reelegido.

Sin embargo, su visita de esta vez ha causado un mayor revuelo en el Gobierno venezolano porque se da en el marco de la crisis política que vive el país por la controversia sobre los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril.

Aunque Venezuela y Colombia rompieron sus relaciones bilaterales durante el Gobierno de Álvaro Uribe, con la llegada de Santos a la Casa de Nariño se normalizaron y entraron en una etapa de profundización con la creación de cinco comisiones binacionales para solucionar problemas comunes.

A pesar de la distancia ideológica entre Santos y Chávez, consiguieron llegar a una alianza bilateral basada en el impulso de la integración regional y en la búsqueda de la paz con las guerrillas colombianas.