Actualizado 20/03/2013 06:29 CET

Maduro denuncia un ataque de la "derecha venezolana" contra el CNE e insta a Obama a "hacer algo"

Sostiene que el objetivo sería desacreditar los resultados de las elecciones presidenciales

CARACAS, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, ha denunciado este martes un ataque de "la derecha venezolana" contra el Centro Nacional Electoral (CNE) para desacreditar los resultados de las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril y ha instado al presidente estadounidense, Barack Obama, a "hacer algo".

En un acto de homenaje al difunto presidente, Hugo Chávez, celebrado en el estado de Apure, Maduro ha rechazado el editorial publicado hoy por el diario venezolano 'El Nacional', en el que califica a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, de "doña mentira".

"La señora Lucena ha montado en cólera porque la secretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, ha declarado que Venezuela 'merece unas elecciones abiertas, justas y transparentes'", reza el artículo de opinión.

"Seguramente, alguien del Gobierno --no olvidemos que el CNE es un apéndice del Ejecutivo-- se ha sentido tocado y dolido y le ha sugerido que salga como una Juana de Arco del trópico a defender la maravilla que es este mamotreto que hasta el más 'chavista' de los venezolanos habría demolido", apunta.

Además, sostiene que "el CNE se ha convertido en un obstáculo permanente porque cada vez que se convoca a elecciones inventa una nueva trácala". "Se la sacan del bolsillo por artes propias de un mago de feria, y así van de engaño en engaño. Desde luego no es una sola persona, sino más bien un equipo escogido y armado desde el poder para, en cualquier recodo del camino, emboscar al votante", denuncia.

Maduro ha instado a los medios de comunicación 'chavistas' a publicar este editorial al considerar que "es importante que todo el pueblo venezolano lo lea para que quede como la marca de la mancha más grande que se ha hecho en el periodismo venezolano en los últimos 60 años". "Es una expresión de fascismo puro", ha sostenido.

El candidato presidencial del 'chavismo' ha advertido de que "no se trata solamente de un ataque vil y miserable contra el CNE y contra el honor y el derecho a la vida privada de su presidenta, sino contra la democracia venezolana".

"Los poderes imperiales (Estados Unidos) están ordenando a la derecha venezolana a retirarse o a sabotear el proceso electoral para no ser sometida a una derrota aplastante, como va a suceder", ha explicado, en declaraciones recogidas por Venezolana de Televisión (VTV).

"¿Ustedes saben por qué escriben con ese odio? Porque están desesperados. Saben que el 14 de abril nuestro pueblo va a escribir la página más gloriosa de su historia con una victoria gigantesca y están preparando las condiciones para retirarse o denunciar fraude con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos", ha añadido.

Por ello, ha instado a Obama a "respetar a Venezuela" y a "hacer algo para detener a esos halcones locos que tienen planes contra nuestro país". "Ojalá alguien le haga llegar --en su estado de aislamiento y desinformación-- esta denuncia directamente", ha deseado.

"EL MEJOR SISTEMA ELECTORAL"

Además, ha reiterado su firme apoyo al CNE y a su presidenta y ha instado a los venezolanos a hacer lo mismo. "Vamos a defender a esta mujer, vamos a defender su honor y su derecho a la vida privada y vamos a rechazar este editorial como yo o hago, en nombre del Gobierno Bolivariano y de los millones de hombres y mujeres decentes de este país", ha dicho.

Maduro ha desacreditado las palabras de Jacobson, recordando que antes de que se celebraran las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre el ex presidente estadounidense Jimmy Carter ratificó que el sistema electoral de Venezuela es uno de los mejores del mundo.

"¿Qué moral tendrán algunos portavoces de Estados Unidos para cuestionar el mejor sistema del mundo?", ha planteado, al tiempo que ha puesto de relieve que "en Venezuela el pueblo decide directamente, con nombre y apellido, a su presidente", mientras que en Estados Unidos se hace a través de compromisarios.