Actualizado 27/02/2013 07:12 CET

Maduro dice que la cánula traqueal no impide a Chávez dar órdenes y recuerda que es el presidente legítimo

CARACAS, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado que la "cánula traqueal" que posee el presidente, Hugo Chávez, "no le impide dar órdenes", al tiempo que ha recordado que es el jefe de Estado "legítimo", en medio de los rumores sobre la posibilidad de celebrar otras elecciones presidenciales.

Durante la presentación del libro de Felipe Malaver 'Un combate por la Vida', Maduro ha subrayado que el líder bolivariano "está enfrentando con una voluntad sorprendente todas las dificultades", recordando que "siempre las ha vencido".

"Ahí está él, con dificultades respiratorias, con una cánula traqueal, que no le impiden comunicarse y dar órdenes sobre distintos aspectos de la vida, económica, social, política de nuestro país", ha dicho, en declaraciones recogidas por Venezolana de Televisión (VTV).

El 'número dos' ha valorado la evolución clínica que ha tenido Chávez, teniendo en cuenta "el difícil postoperatorio". "Nadie va a negar lo que hemos vivido día a día, segundo a segundo, pero como cosa de milagro las fuimos superando juntos con el amor, la dedicación, la fe profunda y la gran voluntad de vida", ha dicho.

En concreto, se ha referido a los "tratamiento complementarios". "Ya lo hemos dicho, son muy duros", ha admitido, al tiempo que ha planteado: "Quién no sabe que los tratamientos para la enfermedad que enfrenta nuestro comandante no son duros para cualquier ser humano".

A pesar de ello, el ex ministro de Exteriores ha subrayado que Chávez "puede seguir dando órdenes y seguir mandando porque es el legítimo jefe de Estado --y de la Revolución Bolivariana", porque "tiene un equipo de hombres y mujeres subordinados a su mando" y porque "tiene un pueblo leal que nunca le ha fallado".

Así, ha criticado a la oposición por "usar las redes sociales --Facebook y Twitter-- para atacar la dignidad de la familia del presidente". "Métanse con nosotros, que estamos listos para enfrentarlos y responderles con palabras o en el plano que sea", ha incitado.

Maduro ha realizado estas declaraciones en medio de los llamamientos de la oposición a que el Gobierno dé una prueba de vida de Chávez o, en caso contrario, convoque elecciones presidenciales, debido a que no ha aparecido en público desde que se sometió a su última intervención quirúrgica por un tumor cancerígeno.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) ya ha comenzado a debatir sobre la elección de su próximo candidato presidencial. Los favoritos son el gobernador de Miranda, Henrique Capriles; el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma; y el secretario general de la coalición opositora, Ramón Guillermo Aveledo.

LA SALUD DE CHÁVEZ

Chávez se sometió el pasado 11 de diciembre a una intervención quirúrgica en La Habana para que un equipo médico internacional le extirpara un tumor cancerígeno. Desde junio de 2011, cuando se le diagnosticó la enfermedad, ya se ha sometido a cuatro operaciones y ha recibido cuatro ciclos de quimioterapia y seis de radioterapia.

Tras semanas de especulaciones sobre su verdadero estado de salud, el Gobierno confirmó que Chávez, que el 7 de octubre fue elegido para un cuarto mandato consecutivo, no asistiría a la ceremonia de investidura, prevista para el 10 de enero, porque los médicos le aconsejaron seguir ingresado.

El anuncio dio lugar a un debate constitucional en el que el Gobierno defendió que la ceremonia de investidura era un mero formalismo y la oposición abogó por declarar la falta temporal o absoluta del presidente y dar lugar a un proceso sucesorio o electoral.

Finalmente, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despejó la incógnita, dictaminando que, dado que Chávez ha sido reelegido en el cargo, la investidura es un mero formalismo que podrá llevarse a cabo ante el alto tribunal, una vez que el líder socialista esté plenamente recuperado.

Chávez anunció hace una semana a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que ha regresado a Venezuela, tras permanecer 70 días en La Habana. El vicepresidente ha detallado que se encuentra ingresado en el Hospital Militar de Caracas para continuar con el tratamiento médico.