Actualizado 21/09/2016 11:47

Maduro envía a su canciller a la Asamblea General de la ONU

Nicolás Maduro
REUTERS/

CARACAS, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este martes que no asistirá a la Asamblea General de la ONU que se celebra esta semana en Nueva York y en su lugar irá la canciller, Delcy Rodríguez.

"La canciller va saliendo para Nueva York. Va a llevar la voz de la República Bolivariana de Venezuela a las Naciones Unidas", ha afirmado Maduro en su programa semanal de radio y televisión, precisando que Rodríguez tiene la misión de "denunciar las agresiones" a su país y "defenderse".

"Todos los días nos quieren desmoralizar (...) para dividirnos, para debilitarnos, para que el imperio gringo y los europeos le pongan la mano a Venezuela, a nuestras riquezas, a nuestra historia, a nuestra dignidad", ha sostenido, según informa la agencia oficial AVN.

El mandatario ha defendido que pese a la "guerra petrolera" que ha hecho caer el precio del crudo y la "guerra economica", "aquí no se ha parado nada", el Gobierno ha seguido adelante con todos sus planes.

"Es difícil en el mundo que estamos viviendo que un país pueda decir lo que dice Venezuela. Venezuela le garantiza a todos sus niños y niñas, a toda su juventud, educación gratuita, universal y de calidad a todos", ha subrayado.

En su discurso del año pasado ante la Asamblea General de la ONU, Maduro pidió una refundación del organismo, una postura en la que Venezuela insistirá en el 71 período de sesiones que se desarrolla esta semana, según ha adelantado el presidente.

Este martes, durante la apertura de la Asamblea General, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha pedido un diálogo político "sin condiciones" para resolver la crisis política, económica y social que atraviesa el país petrolero.

Venezuela está lidiando con la inflación más alta del mundo, escasez de bienes básicos y recesión económica, en medio de un ambiente político caldeado con una oposición que busca revocar el mandato de Maduro a través de un referéndum.

El embajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, ha calificado las palabras de Kuczynski como "un ataque gratuito". "Fue un discurso lamentable del presidente de Perú. ¿Por qué insisten algunos países en inmiscuirse en nuestros asuntos?", ha afirmado.