Actualizado 03/02/2015 11:22 CET

Maduro enviará una carta a Obama para que corrija la política de EEUU hacia Venezuela

Nicolas maduro
Foto: JORGE SILVA / REUTERS

CARACAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este viernes que enviará una carta a su homólogo estadounidense, Barack Obama, para que corrija la política de Washington hacia Caracas, advirtiendo de que está llegando a "un callejón sin salida" con la imposición de sanciones.

   "Le voy a enviar una carta al presidente Obama y me voy a asegurar de que le llegue a sus manos. Le voy a enviar la original en inglés, no vaya a ser que le cambien la traducción allá y le pongan lo que no es", ha dicho durante un acto oficial en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), según informa Noticias 24.

   Maduro ha explicado que tiene "la percepción" de que "Obama no maneja la política hacia Venezuela", sino que "la delega". "Está secuestrada por factores imperiales irresponsables que están llevando a Estados Unidos a un callejón sin salida en relación a Venezuela y América Latina", ha advertido.

   En concreto, se ha referido a las sanciones que el Departamento de Estado norteamericano ha impuesto este lunes contra a altos cargos de Venezuela por "falta de respeto a los Derechos Humanos y libertades fundamentales" y acciones de "corrupción".

Relacionadas

   "¿Tiene jurisdicción en Venezuela para dictar leyes el Congreso de Estados Unidos?", ha cuestionado. "No dejemos que un imperio que nos ha tenido en la vista a todos nosotros, latinoamericanos y caribeños, que ha odiado la doctrina de Bolívar durante 200 años, se crea con el derecho a sancionar a la patria de Bolívar", ha instado.

SANCIONES DE EEUU

   Estados Unidos ha impuesto restricciones de entrada a altos cargos de Venezuela por "falta de respeto a los Derechos Humanos y libertades fundamentales" y acciones de "corrupción", pero no ha identificado a los funcionarios que se verán afectados.

   La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, ha recalcado a través de un comunicado que estas medidas punitivas van dirigidas contra "individuos específicos" y no contra "la nación venezolana o su pueblo".

   El presidente estadounidense aprobó a mediados de diciembre la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil de Venezuela, que abría la puerta a la aprobación de sanciones contra funcionarios del país suramericano.