Maduro vaticina una bajada de los precios de celulares y coches

Actualizado 17/12/2013 22:09:53 CET
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
Foto: MINISTERIO DE COMUNICACIÓN DE VENEZUELA

El presidente insta a los venezolanos a entregar a los "parásitos" opositores responsables de la violencia

   CARACAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha adelantado que, en el marco de la lucha contra la "guerra económica" que libra su Gobierno, se producirán bajadas en los precios de teléfonos móviles, equipos informáticos y coches, tal como ha ocurrido con los electrodomésticos en los últimos días.

   El Ejecutivo rebajó por decreto el precio de los electrodomésticos, en un intento por combatir unos precios que, en opinión de Maduro, son "exorbitantes" y contribuyen a situar la inflación por encima del 50 por ciento.

   Durante un acto en Caracas, el presidente ha reiterado su "voluntad total" de "vencer la guerra económica", para que Venezuela no dependa de "grupos económicos". Así, tras la obligada rebaja en el precio de los electrodomésticos, Maduro ha confirmado que "los celulares también van para abajo porque los estaban vendiendo a precios exorbitantes".

   Maduro ha cifrado el sobreprecio de algunos productos en más del 1.000 por ciento y ha asegurado que, con la diferencia registrada en el precio de venta de una sola nevera, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) puede construir tres apartamentos de 70 metros cuadrados a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

   La "inspección" del Gobierno también se extiende a los concesionarios de venta de coches, que según Maduro también "tienen que bajar los precios". En este sentido, ha abogado por "regularizar" el precio de los componentes de los vehículos dentro de la recién creada Misión Transporte.

SAQUEOS

   Maduro ha acusado de la oposición de infiltrar a personas entre quienes acuden a las tiendas de electrodomésticos para generar desórdenes, por lo que ha pedido a la población que no caiga en "provocaciones". "Si usted ve a un parásito amarillo tratando de romper una vidriera, captúrelo y entréguelo a las autoridades", ha instado. "El que esté saqueando lo voy a meter preso", ha advertido.

   El presidente ha pedido "comprensión" a los venezolanos para dar tiempo a que la economía se vaya "saneando" del "sabotaje económico". Sobre las colas que se forman diariamente a las puertas de los establecimientos, Maduro ha destacado que si se producen estas largas esperas es "porque hay un pueblo que tiene capacidad de compra y lo estaban saqueando".

   A los pequeños empresarios, el mandatario les ha prometido que recuperarán el dinero pagado a los "mayoristas" si se demuestra que éstos les vendieron productos a "precios elevados".

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

   El líder de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, ha lamentado en una comparecencia ante los medios que cada intervención de Maduro "genera más preocupación" y ha alertado de que, si sigue con las actuales medidas de control, "va a haber más escasez, más desabastecimiento y más inflación".

   "¿Qué quiere Maduro? ¿qué se prenda el país?. Si se mantienen estas medidas va a haber reyertas", ha lamentado Capriles al referirse a la "economía de guerra" en que vive el país sudamericano. Para el gobernador de Miranda, los responsables de la crisis son el Gobierno y sus "políticas fracasadas".

   Según Capriles, el Gobierno planea que cunda la anarquía de cara a las elecciones locales del 8 de diciembre "porque saben cual es el nivel de popularidad que tiene su gestión".