Actualizado 05/10/2015 17:34 CET

Manuel Rosales baraja regresar a Venezuela para apoyar a la oposición en las elecciones

Defiende la necesidad de un cambio en el país porque el modelo del chavismo está "obsoleto" y ha fracasado

   CARACAS, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El excandidato a la Presidencia venezolana Manuel Rosales está barajando la posibilidad de regresar al país con el fin de apoyar a la oposición en las elecciones del próximo 6 de diciembre, aunque ello suponga que vaya a prisión, ya que tiene causas pendientes con la justicia de su país.

   En una entrevista concedida al diario 'La Verdad' de Maracaibo, ciudad de la que fue alcalde, ha adelantado que "en los próximos días" hará un "anuncio oficial". En declaraciones a este mismo medio, el secretario regional de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Gerardo Antúnez, ha adelantado que Rosales hablará a sus seguidores por Skype este jueves por la tarde en un acto en el que está prevista la asistencia del líder de la MUD, Jesús 'Chúo' Torrealba.

   "La decisión que tome será en función de lo que el pueblo quiere, de lo que dicta mi conciencia y de lo que se vive en Venezuela, donde hay una profunda crisis política, social, económica, de seguridad ciudadana, pero que además abarca todas las estructuras del Estado", ha señalado Rosales en la entrevista.

   El político opositor, que vive en Perú en un exilio autoimpuesto desde 2009, ha defendido que "los líderes tenemos que asumir una posición y dar un paso al frente para ayudar a buscar un cambio" aunque en su caso pueda suponer su envío a prisión.

AYUDAR A GANAR LAS ELECCIONES

   Rosales ha explicado que está analizando si su regreso puede "ayudar a ganar las elecciones del 6 de diciembre y a partir de allí se inicie un proceso de cambio en el país, generándose equilibrios y contrapesos, esenciales en cualquier democracia".

   "A lo mejor detrás de una reja ayudaría al país o a lo mejor en el exilio ayudaría al cambio. Lo importante es que la decisión que tome sea para ayudar", ha insistido, asegurando que si regresa "voy a cumplir con lo que está pactado". Así, ha recordado que tiene una audiencia preliminar pendiente y por tanto "iré a donde tenga que ir".

   "Si regreso es porque con la verdad por delante aspiro que nuestros abogados terminen de desmontar toda esa confabulación que se montó en mi contra", ha añadido. Rosales ha lamentado que no le hayan permitido registrarse para los próximos comicios y lo ha atribuido a que "ellos saben que si yo hubiera encabezado la lista en Zulia, arraso", en referencia al Gobierno de Nicolás Maduro.

   En la entrevista, Rosales reconoce que le gustaría llegar a ser presidente algún día --"todos los venezolanos soñamos ser presidentes"--, pero sostiene que en política no se pueden hacer planes ya que "cambia todos los días, es algo que no se puede controlar". "Yo seré lo que el pueblo de Zulia y de Venezuela quieran que yo sea", ha añadido.

   Igualmente, ha admitido que su salida del país ha debilitado a su partido, Un Nuevo Tiempo. "No se puede negar que mi presencia estimula, ayuda y fortalece el crecimiento y la imagen de nuestra organización", ha señalado.

   Por otra parte, Rosales no ha querido entrar a valorar quién lidera actualmente la oposición en Venezuela. Según él, es "el que más trabaje, el que más luche, el que más defienda a la gente". "Hoy puede ser uno y mañana puede ser otro", ha sostenido, sin decantarse por el último candidato opositor a la Presidencia, Henrique Capriles, ni por el encarcelado Leopoldo López, al que muchos ven actualmente como el líder natural de la oposición venezolana.

EL MODELO CHAVISTA ES "OBSOLETO"

   El político opositor ha asegurado que ve al presidente Maduro igual que veía antes a Hugo Chávez, como "adversario", y ha opinado que representa un modelo "obsoleto, un modelo que no sirve, que ha arruinado al país, que ha generado violencia, odio, tensión, un modelo fracasado y que hay que cambiar".

   En este sentido, ha dicho que su mensaje al 'chavismo', si regresa a Venezuela, sería que "es la hora de pensar en Venezuela, de unirnos. No en pacto de compadres y amigos ni de repartos de botines y de poder".

   "Creo que en Venezuela o nos decidimos a avanzar o fracasamos como nación, o decidimos a cambiar esto que está acabando con todo o simplemente vamos camino al caos y ese caos no le sirve a nadie", ha remachado.