Venezuela.- Manuel Rosales reconoce su derrota ante Hugo Chávez en las elecciones presidenciales

Actualizado 04/12/2006 6:23:19 CET

CARACAS, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato de la oposición, Manuel Rosales, admitió su derrota en las elecciones presidenciales en las que obtuvo el 38,39 por ciento de los votos frente al mandatario venezolano, Hugo Chávez, quien resultó reelecto con el 61,35 por ciento de los sufragios, según datos preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Nosotros reconocemos que hoy nos vencieron", fueron las primeras palabras de Rosales tras conocer los resultados preliminares, los cuales cuestionó pues considera que la diferencia es menor a la mostrada en el boletín oficial que ubica a Chávez con una ventaja de más de 20 puntos. "El margen es más estrecho, más pequeño", subrayó.

"Todos buscamos con fuerza la construcción de una alternativa. Fue una dura lucha frente al ventajismo, frente a todo un Estado, todos los poderes de un gobierno en todas sus estructuras, en todas sus dimensiones", expresó Rosales al criticar la "amplia" campaña que manejó Chávez en todo el país.

Hizo un llamamiento a la población que sufragó a su favor a que reconozcan la derrota. "Yo se que algunos, en posiciones emotivas, quisiera que yo mintiera y que yo lanzara al pueblo diciéndole mentiras (...) yo no podría hacer eso jamás, porque después saldría la verdad (y) la verdad es que, aún con un margen más estrecho, nosotros reconocemos que hoy nos vencieron", manifestó.

Sin embargo, el candidato que estuvo respaldado por 44 partidos juró que no abandonará el ruedo político y que continuará representando al bando de la oposición. "Democráticamente venceremos, democráticamente ganaremos (...) tengo autoridad moral para llevar esta bandera (la de Venezuela) y la seguiré llevando", aseguró.

Así, Rosales reconoció la reelección de Chávez sin poner en duda los resultados oficiales anunciados por el organismo electoral ni cuestionar el proceso que mucha veces fue criticado por él ante la posibilidad de que se cometiera un presunto fraude para favorecer al presidente Chávez.