Venezuela.- Martín finaliza su viaje a Venezuela satisfecho por los acuerdos alcanzados y sin ver a Hugo Chávez

Actualizado 12/10/2006 19:28:10 CET

CARACAS, 12 Oct. (EP/IP) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, finalizó su viaje a Venezuela de seus días satisfecho por los acuerdos alcanzados tras mantener sendas reuniones con el vicepresidente del Gobierno venezolano, José Vicente Rangel, y el ministro de Turismo, Wilmar Castro, que sirvieron para estrechar lazos y abrir un canal directo de comunicación entre ambos gobiernos para resolver problemas que puedan afectar a cualquiera de las dos partes.

Finalmente, no se produjo el esperado encuentro entre Martín y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ya que el mandatario se encuentra inmerso en la campaña electoral de cara a las elecciones del 3 de diciembre. Adán Martín quiso ceñir esta visita a Venezuela al ámbito institucional, y el escenario electoral en el que se encuentra el país influyó en que el presidente canario únicamente mantuviera reuniones con Rangel y Castro.

Además de los contactos con el Gobierno venezolano para abordar, fundamentalmente, la colaboración en el desarrollo turístico del país y la utilización de Canarias como plataforma tricontinental en Latinoamérica, así como la ocupación de tierras de canarios que emigraron a Venezuela, el jefe del Ejecutivo regional recorrió diferentes residencias de mayores y centros canarios de los estados de Lara, Aragua, Carabobo y Vargas.

Durante su periplo por las distintas entidades canarias en Venezuela firmó un convenio para la atención de 1500 personas mayores de 60 años con necesidades económicas, puso la primera piedra de un centro de salud e inauguró unas instalaciones sanitarias en el estado de Vargas, que fue asolado por corrimientos de tierras a causa de las inundaciones ocurridas en diciembre de 1999.

También inauguró de manera oficial, junto a la delegación del Ejecutivo autonómico y una parlamentaria integrada por la nacionalista, Flora Marrero; la popular, Cristina Tavío; y el socialista, Julio Cruz, la Oficina de Representación del Gobierno de Canarias en Caracas, desde donde se gestionan ayudas económicas para los emigrantes, becas, la obtención de la nacionalidad española o viajes de reencuentro familiar, entre otros asuntos.

El presidente fue recibido por el embajador español en Venezuela, Raúl Morodo, que ofreció una cena privada a toda la delegación canaria, y con el que compartió la necesidad de prestar ayuda a los emigrantes canarios que se encuentran en una grave situación económica. Además, destacaron la importancia de reconocer su papel y aportación en el desarrollo económico y social del Archipiélago.

La presencia de Martín en Venezuela estuvo marcada por un impresionante dispositivo de seguridad antiterrorista integrado por decenas de militares y policías que se ocupaban día y noche, hiciera calor o lloviera, de garantizar la seguridad del presidente y toda la delegación canaria que le acompañaba.

El despliegue en la seguridad que el Gobierno de Chávez puso a disposición del máximo mandatario canario tiene su razón en los altos índices de inseguridad ciudadana que existen en Venezuela, donde cada semana se producen cien asesinatos.

Precisamente, uno de los temas abordados por Martín con los representantes políticos venezolanos, el desarrollo turístico de Venezuela y la posibilidad de que Canarias le sirva como plataforma tricontinental y de conocimiento, está a expensas de que mejore la seguridad ciudadana, jurídica y sanitaria en el país.

Lo cierto es que miles de emigrantes canarios en Venezuela y sus descendientes dieron un baño de multitudes a Adán Martín en cada acto celebrado, y le mostraron en todo momento su agradecimiento por la ayuda que destina el Gobierno de Canarias a las entidades a las que pertenecen.

Los diputados que viajaron a Venezuela del Partido Popular (PP), Cristina Tavío, y del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), Julio Cruz, realizaron un balance del viaje "agridulce", ya que por una parte consideraron un "acierto" haber participado en la visita institucional y que Adán Martín no demostrara signos partidistas en sus intervenciones, y por otra, apuntan que aún quedan "cosas que no se están haciendo bien y que hay que modificar".

Uno de los asuntos en los que apoyan la gestión que realiza el Gobierno estatal y regional tiene que ver con el ámbito sanitario. Aunque, Tavío indicó que "llega muy tarde la construcción de un centro de salud en Caracas para emigrantes canarios, y a tan sólo 6 meses de las elecciones autonómicas".

Julio Cruz apuesta por un pacto en el Parlamento regional para establecer un criterio y unas vías de actuación unificadas entre todas las fuerzas políticas respecto a los emigrantes canarios, así como la revisión de órganos que no es del todo seguro que estén cumpliendo su función. De esta forma, expresó que "no se confundirá la actuación del Gobierno con la de Coalición Canaria (CC) como partido".

Por último, la representante popular aseguró que existen muchos más casos de ocupación de tierras a emigrantes canarios en Venezuela que los contabilizados de forma oficial, que ascienden a 11 afectados de las Islas por la ley para la recuperación de tierras indígenas.