Un miembro de la misión de Venezuela en la ONU su une a las filas opositoras

Actualizado 21/07/2017 8:13:51 CET

CARACAS, 20 Jul. (EUROPA PRESS7Notimérica) -

Isaías Medina, miembro de la misión de Venezuela en Naciones Unidas, ha dimitido por su "divergencia irreconciliable" con el Gobierno de Nicolás Maduro, al que ha exigido también su renuncia por las "graves violaciones de los Derechos Humanos" cometidas con la represión de las manifestaciones opositoras que, según ha advertido, podrían constituir crímenes de lesa humanidad perseguibles por el Tribunal Penal Internacional (TPI).

"El Gobierno puede hacer lo que quiera, pero yo voy a hacer lo correcto y asumo plenamente las consecuencias por ello", ha dicho Medina en un vídeo de diez minutos de duración grabado en la sede de la ONU en Nueva York en el que expone las razones de su renuncia.

Medina ha lamentado que en los últimos meses la "situación surrealista" que vive Venezuela ha alcanzado un nuevo pico debido a la decisión del Gobierno de reprimir con dureza "manifestaciones que empezaron siendo pacíficas", lo cual ha dejado cerca de un centenar de muertos, de acuerdo con el balance oficial.

El diplomático venezolano ha atribuido la ola de violencia al discurso de odio lanzado por Maduro y sus colaboradores tanto en el Gobierno como en la militancia 'chavista'. Medina ha sostenido que con ello ha "polarizado" aún más a la sociedad, llegando a "discriminar" a toda una parte solamente por el sentido de su "voto".

"Me gustaría pedirle al Gobierno que frene los asesinatos, la violación de los Derechos Humanos, y que reconsidere su posición, que piense en la importancia del país como un todo", ha dicho Medina y ha pedido expresamente la dimisión de Maduro.

En la carta de renuncia, difundida por la prensa local, Medina ha expresado su "divergencia irreconciliable con las actuaciones del Gobierno por considerarlas inconstitucionales". En concreto, ha mencionado "las reiteradas y sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos y crímenes contra la Humanidad".

"Venezuela merece ser un país para manifestar su libertad de expresión, en aras del respeto del poder originario del pueblo para ejercer libremente su derecho a la manifestación pacífica, al sufragio eligiendo a sus gobernantes libres de apremio y donde todos los actos estén justificado en la Constitución", reza la misiva.

"Un país libre de censuras, libre de presos políticos, con separación de poderes y alternabilidad democrática, lleno de oportunidades y en pleno cumplimiento del derecho alimentario, hospitalario y donde se respete la vida, el debido proceso, sin sectarismos ni prebendas, donde impere el Estado de Derecho", ha añadido.

Interrogado sobre Medina, el embajador venezolano en la ONU, Rafael Ramírez, le ha acusado de actuar "de forma deshonesta". "Rechazo categóricamente las declaraciones y la posición adoptada por este ex miembro de nuestra misión. No nos representa", ha sentenciado, según informa la agencia de noticias Reuters.

Para leer más