Venezuela.- El ministro de Justicia de Venezuela dice que la expropiación "no es la vía para solucionar ningún problema"

Actualizado 31/08/2006 0:50:10 CET

CARACAS, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Jesse Chacón, dijo hoy miércoles que la expropiación "no es la vía para solucionar ningún problema" y que el diálogo "siempre es necesario" al ser consultado por el decreto de expropiación de los campos de golf del Caracas Country Club y el Valle Arriba.

"El partido ha comenzado una evaluación de esto y habrá un pronunciamiento del Ejecutivo, del vicepresidente (venezolano, José Vicente Rangel) y posteriormente del presidente (del país, Hugo Chávez) al llegar de la gira", como en efecto lo hizo al mediodía de hoy el vicepresidente Rangel en una nota de prensa expresó Chacón.

"Hemos criticado históricamente el fascismo, criticamos duramente la política de segregación que llevó a esta sociedad al golpe de Estado de 2002 motivada y dirigida en los medios de comunicación y por lo tanto, estoy en contra de cualquier manifestación que signifique algún sentimiento que vaya en contra del diálogo", aseveró el ministro venezolano.

Las declaraciones de Chacón, recogidas por la emisora local 'Unión Radio', se produjeron durante un acto celebrado en el Teatro Municipal de Caracas, donde se inauguró un festival del teatro penitenciario.

Chacón anunció el viernes que se realizará una reunión en el estado Táchira a la que asistirán por Colombia el ministro de Defensa, Camilo Ospina; el director del DAS y el jefe de la Policía Nacional y por Venezuela el ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel; parte del alto mando militar, además de los directores del CICPC; la Disip y el propio Chacón.

El ministro de Interior venezolano sostuvo que el objetivo es "un nuevo camino de cooperación entre ambos países para contener unos niveles de violencia que se están generando en la frontera".

En cuanto a la fuga de Carlos Ortega y los tres militares de apellido Farías de la cárcel de Ramo Verde, Chacón indicó que "la investigación sigue su curso" y que adelantar cualquier cosa "significaría para nosotros adelantar posibles detenciones".