Actualizado 12/11/2007 21:46:32 +00:00 CET

Venezuela.- Moraleda afirma que Moratinos está trabajando para evitar más tensiones con Venezuela

Critica que Rajoy haya estado lo más lejos posible de la postura de Aznar y del sentido de Estado

CIUDAD REAL, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, señaló hoy que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, está trabajando para no se produzcan más tensiones tras las surgidas el pasado sábado en la Cumbre Iberoamericana entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el Rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Moraleda, que pronunció una charla dentro de la campaña "Con Z de Zapatero" organizada por la Agrupación Local del PSOE de Ciudad Real capital, dijo en rueda de prensa previa que, de aquí en adelante, esa es la actitud que va a mantener el Ejecutivo español.

Agregó que el Gobierno español está convencido de que las relaciones bilaterales entre ambos países seguirán siendo buenas porque ese es el interés tanto de Venezuela como de España.

Además, aseguró que el viaje a Santiago de Chile para la Cumbre Iberoamericana y las posteriores escalas en Argentina y Uruguay para reunirse con emigrantes españoles han sido unas jornadas de gran intensidad, aunque la noticia de mayor repercusión haya sido la del incidente con Chávez.

En este sentido, Moraleda explicó que ya el día previo a la clausura de la cumbre, Chávez hizo comentarios similares cuando Don Juan Carlos y Zapatero mantenían conversaciones bilaterales con otros países.

También se refirió a la intervención del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y sus referencias a la actuación de empresas españolas como Unión Fenosa, por lo que el Rey y el presidente del Gobierno acordaron que el primero abandonara el Plenario y que el segundo se quedara en él para contestar a posibles nuevos comentarios.

Moraleda puntualizó que lo que hizo Rodríguez Zapatero fue pedir respeto para el ex presidente José María Aznar como lo ha hecho siempre para todos los representantes de España y lamentó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, que en esta ocasión debería haber estado lo más cerca posible a la postura de Aznar y del sentido de Estado, haya estado lo más lejos posible de ella.