Actualizado 02/02/2006 15:01 CET

Venezuela.- Moratinos recibe al embajador venezolano en Madrid para hablar del veto de EEUU a la venta de aviones

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El titular de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, recibe esta tarde en la sede de su Ministerio al embajador de Venezuela en Madrid, Arévalo Méndez, para hablar de la situación en la que se encuentran los contratos con la empresa española EADS-CASA para la compra de 12 aviones con tecnología estadounidense, operación vetada por Washington, según informaron fuentes diplomáticas a Europa Press.

"Moratinos y Méndez se reúnen hoy para hablar sobre el veto estadounidense a venta de los aviones de EADS-CASA a Venezuela", impuesto por Washington a la operación el pasado mes de enero, según revelaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

La reunión entre Moratinos y Méndez se produce horas después de que representantes de EADS-CASA se reunieran en Caracas con el ministro venezolano de Defensa, almirante Orlando Maniglia, en una reunión "cordial" para exponerle su voluntad de seguir adelante con el contrato.

Los empresarios españoles y Maniglia no hablaron sobre la subida del precio de la operación que supondría cambiar la tecnología de los aviones --10 naves de transporte y dos de patrullaje costero-- ni de quién debería asumir este gasto.

Este encuentro fue el primero entre el Ejecutivo de Caracas y la empresa española desde que Washington vetó en enero el uso de tecnología estadounidense en esta operación por la que Venezuela acordó la compra de ocho patrulleras y 12 aviones, construidos por Navantia y EADS-CASA respectivamente, por un valor total de 1.700 millones de euros, de los que 500 corresponden a las 12 aeronaves.

Por su parte desde Caracas, el almirante Maniglia confirmó que se reunió en la mañana de ayer miércoles con representantes de EADS-CASA, quienes le garantizaron que la operación "sigue adelante" ya que "hay un contrato firmado". "Vinieron porque había que dar una información de que están conscientes con la problemática y nosotros esperaremos el plan que tengan para ese tipo de actividades", declaró Maniglia, según la agencia Prensa Latina.

"Creo que lo más importante es que Venezuela y CASA siguen estudiando vías para el negocio de los aviones, pese al veto de Estados Unidos", recalcó el ministro venezolano, recordando que Caracas considera la decisión de Washington de vetar estos aviones un intento por disminuir la capacidad defensiva del país sudamericano.

El Gobierno Chávez ha denunciado que Washington se niega a venderles repuestos para los cazas de combate F-16 que Caracas compró a una empresa estadounidense hace 20 años. "Estamos pensando y revisando el avión de relevo y la futura adquisición, cuando llegue su momento, la anunciaremos al país", manifestó ayer el almirante.

Horas antes de que los responsables de EADS-CASA y Maniglia se reunieran ayer en Caracas, el ministro venezolano de Defensa aclaró por teléfono a su homólogo español, José Bono, que el contrato con Navantia para la compra de ocho patrulleras --cuatro de vigilancia oceánica y cuatro de litoral-- "sigue adelante" y que ahora es necesario resolver el problema con el acuerdo para la compra de 12 aviones con tecnología estadounidense.

La conversación entre Bono y Maniglia se produjo después de que el presidente venezolano pidiera a España, en un acto televisado, que aclarara "de una vez" si podía vender las patrulleras de Navantia o, por el contrario, su Ejecutivo tendría que recurrir a empresas de otros países. "Si ellos no pueden vender patrulleras a Venezuela que nos lo digan de una vez" para iniciar negociaciones con Rusia, China, Irán o Brasil, que también fabrican estos modelos, dijo Chávez.