Actualizado 19/01/2018 21:14:13 CET

La MUD suspende el diálogo y reclama al Gobierno "un compromiso serio"

Julio Borges con el equipo de la MUD en el diálogo con el Gobierno venezolano
REUTERS / STRINGER .

CARACAS, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha anunciado este jueves que no seguirá con el diálogo en República Dominicana con el Gobierno de Nicolás Maduro hasta que muestre "un compromiso serio", reclamando así cesiones para crear "las condiciones mínimas" que permitan avanzar hacia la solución de la crisis en Venezuela.

La coalición opositora y el Ejecutivo reanudaron el 1 de diciembre en Santo Domingo el diálogo para pactar una salida a la crisis política y económica que arrastra el país desde hace años. Las partes se volvieron a ver entre el 11 y el 13 de enero en la capital dominicana para dar continuidad a las negociaciones y se citaron de nuevo para este jueves.

Sin embargo, la MUD ha informado este mismo jueves de que no asistirá. El detonante, según ha explicado en un comunicado, han sido las declaraciones del ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, en las que afirma que la oposición delató al ex policía Óscar Pérez.

Pérez se convirtió en el hombre más buscado de Venezuela el pasado 27 de junio, cuando robó un helicóptero de la Policía con el que atacó el Tribunal Supremo de Justicia y la sede de dicho Ministerio. El pasado lunes fue localizado en una localidad caraqueña y murió en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

"Rechazamos la declaración del general Néstor Reverol, quien falsamente aseguró haber obtenido información del inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Óscar Pérez, en la pasada reunión de negociación. Exigimos una rectificación", ha dicho la MUD en un comunicado.

Los negociadores de la MUD ya habían desmentido a Reverol y el partido Acción Democrática, uno de los muchos que integran la coalición opositora, avanzó a última hora del miércoles que no acudiría a la cita de República Dominicana por este mismo motivo.

No obstante, la MUD también ha esgrimido como argumento para dar plantón al equipo de Maduro que esta vez no estarán presentes los ministros de Exteriores de los seis países "acompañantes" --Chile, México, Paraguay, Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas--, algo en su opinión "indispensable".

Además, como cuestión de fondo, ha acusado al Gobierno de "no destrancado los nudos que quedaron pendientes en la última reunión sobre temas muy importantes para el país en materia electoral e institucional". "Insistimos en solicitarles propiciar las condiciones mínimas necesarias para poder avanzar", ha reclamado.

La MUD se ha mostrado dispuesta a retomar el diálogo "cuando se garanticen los puntos anteriormente señalados, se procure el respeto a nuestro equipo negociador y haya un compromiso serio con el país para seguir adelante en este proceso".

Por su parte, el grupo de cancilleres ha confirmado la suspensión de la reunión de este jueves y han indicado que trabajan ya para reprogramar las sesiones de negociación. "Será en el menor tiempo posible", ha dicho a TeleSur el director del Ministerio de Exteriores dominicano, Hugo Beras.

Pese a ello, el jefe de la delegación gubernamental Jorge Rodríguez, ha anunciado en Twitter --ya conocido el anuncio de la MUD y de los cancilleres-- que viajarán este jueves a Santo Domingo "para la reunión el sector de la oposición pautada el pasado sábado, 13 de enero".

HORIZONTE ELECTORAL

El principal objetivo de estas negociaciones es pactar las condiciones en las que deben celebrarse las elecciones presidenciales previstas para este año para que sean "creíbles", según ha señalado la coalición opositora, que confía en que supongan la salida de Nicolás Maduro de la Presidencia.

La MUD también pretende persuadir al Gobierno de que libere a los más de 300 presos políticos que denuncia que hay en Venezuela y que acepte crear un corredor humanitario para que la ayuda internacional llegue a las zonas más afectadas por la falta de comida y medicamentos, entre otros productos de primera necesidad.