Uno de los negociadores de la MUD en el diálogo con el Gobierno abandona por las tensiones internas

TIMOTEO ZAMBRANO
TWITTER
Actualizado 07/01/2018 8:05:58 CET

CARACAS, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Timoteo Zambrano, uno de los miembros del equipo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) en el diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro, ha anunciado este sábado que abandona debido a las tensiones internas en la coalición opositora, que, según ha denunciado el 'chavismo', alejan la posibilidad de un acuerdo.

Zambrano ha difundido una carta en la que denuncia que ha sido "vituperado y denostado como supuesto 'colaboracionista' con el Gobierno", debido a su firme defensa del diálogo como "única salida viable a la crisis en Venezuela y, aún más allá, como el camino imprescindible para refundar un pacto de convivencia política y social".

El diputado de Un Nuevo Tiempo (UNT) ha revelado que esta fue también "la razón principal por la que distintos actores de la MUD 'desaconsejaron' su candidatura a la Presidencia de la Asamblea Nacional", aunque "se argumentó que la opinión pública y las redes sociales serían muy críticas" a la misma.

"Censurado como he sido por algunos de los que nos sentamos juntos en la delegación para la negociación en República Dominicana, debo, por coherencia, sentirme censurado también en esa tarea y por tanto renunciar a ella", ha considerado el opositor venezolano.

Zambrano ha reprochado a sus colegas de la MUD que le hayan defenestrado por buscar abiertamente un diálogo que ellos mismos le pidieron que persiguiera "entre bambalinas". "No puedo buscar acuerdos secretos y a la sazón ser un radical impoluto ante el país (...) No tengo doble moral", ha espetado.

Así, ha avanzado que seguirá defendiendo el diálogo y por ello ha instado a la MUD a "que se haga cargo de la situación del país, actúe como si ya fuese Gobierno y negocie sin vergüenza, porque solo así seremos mayoría tangible". "El pueblo de Venezuela merece otra política (...) No necesitamos ni falsos héroes, ni mártires", ha concluido.

En una rueda de prensa posterior, varios representantes del equipo negociador de la MUD han acusado al Gobierno de "conspirar" contra el diálogo, aunque no se han referido al caso de Zambrano, sino que han vuelto a cargar contra la "ilegítima" Asamblea Constituyente, según informa 'El Universal'.

"Lo que realmente atenta contra el diálogo de paz son las profundas divisiones que tiene la oposición venezolana", ha contestado, por su parte, el jefe negociador del Gobierno, Jorge Rodríguez, en un encuentro con medios de comunicación celebrado este sábado en el Palacio de Miraflores.

Rodríguez ha indicado a modo de ejemplo que no saben con quién se van a reunir en la ronda de negociaciones prevista para el 11 y el 12 de enero en Santo Domingo. "Allá vamos a estar en la búsqueda de un acuerdo (...) Pero la oposición debe, de una vez por todas, asumir una posición nacional", ha reclamado.

El Gobierno y la MUD retomaron el 1 de diciembre en la capital dominicana --bajo los auspicios de seis países latinoamericanos y del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero-- un diálogo para pactar una solución a la crisis política y económica que vive Venezuela.

Las partes se han citado para la próxima semana con la expectativa de alcanzar un acuerdo definitivo, según dijeron al término de la última ronda. Sin embargo, las nuevas convulsiones en el seno de la MUD podrían frustrar este objetivo.