Nicolás Maduro, presidente del 'prime-time' de Venezuela

Actualizado 03/01/2015 14:17:56 CET
Nicolas Maduro, presidente de Venezuela, ante las cámaras
Foto: CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTE

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dado mucho que hablar en 2014, pero parece que también tenía mucho que decir. En total, el mandatario sudamericano ha hablado 174 horas y 25 minutos a través de la televisión durante el último año, según ha informado el periódico argentino 'El Nacional'.

   Se trata del total de tiempo que ha aparecido Maduro durante los más de 103 cortes de la programación producidos en 2014 para dar paso a un comunicado del mandatario venezolano. Cinco de estos cortes se produjeron para hacer un homenaje al fallecido expresidente Hugo Chávez, un símbolo de la izquierda bolivariana del país.

   La suma de horas en las que ha hablado Maduro no incluyen los comunicados oficiales previstos o las ruedas de prensa. Tampoco el mensaje de Navidad de ocho minutos, la película de 51 minutos sobre Chávez o un documental de 45 minutos sobre el intento de golpe de Estado de 2002 contra el Gobierno de Chávez.

   Una de las señas de identidad del expresidente Chávez fue su talento como 'showman' en la televisión venezolana. El entonces presidente contaba chistes, historias y hasta cantaba en el programa semanal 'Aló Presidente', que llegó a formar su propio "fenómeno fan".

   Sin embargo, Maduro no ha logrado ser un líder tan comunicativo como su predecesor. Al presidente venezolano se le ha acusado varias veces de romper la programación de la televisión para aparecer por sorpresa sin una justificación.

   La popularidad del presidente venezolano ha tocado mínimos en una encuesta a la que hace referencia el diario estadounidense 'The Washington Post', en la que el apoyo a Maduro cae hasta el 22 por ciento. La interrupción de partidos de béisbol y otros eventos deportivos, de las famosas telenovelas venezolanas y de otros programas líderes de audiencia han podido contribuir a la caída de su popularidad.

Para leer más