Venezuela.- La oposición alerta de posible fraude electoral el 3 de diciembre y de que Chávez no reconocerá el resultado

Actualizado 22/11/2006 20:52:52 CET

El embajador venezolano niega las acusaciones y asegura que el presidente sigue a la cabeza de intención de voto

BRUSELAS, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La oposición de Venezuela alertó hoy de diversas formas en las podrían falsearse los resultados de las elecciones presidenciales del próximo 3 de diciembre, desde la posibilidad de un fraude en el recuento del sistema automatizado de los votos, a una eventual retirada de Hugo Chávez días antes de los comicios o, incluso, un "autogolpe". Tampoco descartaron disturbios instigados por los reservistas del Ejército venezolano contra la oposición en el día de los comicios.

El jefe de campaña del principal candidato de la oposición, Manuel Rosales, Adolfo Raúl Taylhardat; el representante del partido Primero Justicia, Carlos Guillermo Arocha, y del democristiano Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPE), Euroro González, visitaron hoy el Parlamento Europeo a invitación del Partido Popular Europeo (PPE) y señalaron en rueda de prensa junto al eurodiputado del Partido Popular español, Jaime Mayor Oreja los riesgos que corre el proceso electoral en Venezuela por, según dijeron, el excesivo poder que ejerce Chávez.

A pesar de las dificultades que enumeraron, afirmaron que en esta ocasión la oposición sí "ha hecho un esfuerzo por participar en las elecciones" -al contrario de lo que ocurrió en las legislativas del año pasado- porque "estamos convencidos de que el pueblo quiere un cambio".

Uno a uno fueron explicando los diferentes motivos que les llevan a pensar en la posibilidad de que los comicios del 3 de diciembre se salden con un fraude electoral y subrayaron la importancia que cobra la observación internacional por medio, por ejemplo, de la misión que ya ha empezado a desplegar la UE en el país. Adicionalmente, también se trasladará una delegación formada por siete miembros de la Eurocámara.

Para empezar, Taylhardat apuntó que se trata de "la primera vez en la historia contemporánea" de Venezuela en la que un presidente se presenta a la reelección, lo que ha provocado una campaña "completamente asimétrica, con un candidato que tiene todos los recursos del poder y los medios de comunicación y otros que cuentan con lo que les ofrece la democracia, la ley y los instrumentos electorales".

"Nuestra pelea no es sólo por el poder o por el Gobierno, sino para defender una sociedad democrática, libre y moderna donde todos tengan espacio y se respeten los derechos, no como ocurre hoy en Venezuela", agregó González.

El jefe de campaña de Rosales afirmó que el voto del 3 de diciembre será "una elección muy particular", en la que los venezolanos además de entre distintos candidatos deberán elegir "entre recuperar y consolidar la democracia o un régimen autocrático que impondrá un sistema socialista".

González citó a "la mayoría de las encuestas" para asegurar que Chávez ha perdido intención de voto y que a día de hoy "todo indica a que los resultados van a ser muy ajustados". Por este motivo, se declaró "preocupado por que Chávez vaya o no a reconocer el resultado electoral".

Otra de las dudas de la oposición tiene que ver con el sistema informatizado de recogida y recuento de votos, que ya fue objeto de críticas en las elecciones municipales de diciembre de 2005, de las que decidieron retirarse. Admitieron que se han logrado algunas mejoras debido a la presión de los opositores, como una auditoría de los votos físicos, aunque consideraron que es "perfectamente posible un fraude en el sistema electoral antes de las elecciones".

Tampoco descartaron disturbios el día de los comicios, que, según la oposición, protagonizarían el cerca de un millón de reservistas del Ejército de Venezuela a los que ha convocado el presidente para "supuestamente custodiar las elecciones". "No se descarta que haya grupos que provoquen a la oposición o que antes (Chávez) retire la candidatura porque sabe que va a perder o un autogolpe", señaló González.

PERCEPCIÓN INTERNACIONAL

Por lo que respecta a su opinión de la perspectiva que se tiene en Europa y otros países del Gobierno de Chávez, Taylhardat estimó que "en general, hay un gran interés en el proceso de Venezuela, hay conciencia de las dificultades que enfrenta la democracia", aunque reprochó al presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, que hiciera campaña a favor de Chávez.

No obstante, el representante de 'Primero Justicia' deseó que "ojalá (los Gobiernos europeos) empezaran a ver el tema de Chávez no como un tipo simpático", sino como "lo que supone para la región, es un personaje que hay que ver con mucho cuidado y en el contexto de América Latina".

VERSIÓN OFICIAL

Estos argumentos fueron desmontados uno a uno por el embajador de Venezuela ante la UE, Alejandro Fleming, quien posteriormente dio la "réplica" a las afirmaciones que hicieron los representantes de la oposición.

Afirmó que la reelección a la que aspira Chávez figura en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de 1999, y citó encuestas realizadas por distintos organismos públicos y privados internacionales que, en contra de lo declarado, siguen dando la mayoría al presidente. Una de las últimas, según dijo, es el sondeo elaborado por la Universidad Complutense de Madrid, que augura 57,9 por ciento de intención de voto para Chávez y un 26,9 por ciento para Rosales.

Recordó también que Chávez "dijo que iba a reconocer el resultado electoral", mientras que, dijo, Rosales nunca hizo una declaración similar, y estimó que "cuestionar el voto electrónico", supone hacerlo en todos los países del mundo que también lo utilizan.