Venezuela pierde toneladas de oro en garantía tras las sanciones impuestas por EEUU

Publicado 06/06/2019 23:15:11CET
REUTERS - Archivo

   CARACAS, 6 Jun. (Reuters/EP) -

   Los bancos Citibank y Deutsche Bank se han hecho con el control anticipado de toneladas de oro venezolano, que recibieron en garantía por operaciones de canje, como consecuencia de las sanciones aplicadas por Estados Unidos en abril al Banco Central de Venezuela (BCV), según han dicho cinco fuentes conocedoras del tema.

   Casi un 75 por ciento de las reservas internacionales de Venezuela está en oro y entre 2014 y 2016 el BCV, en lugar de vender los lingotes, decidió usarlos como garantía en operaciones financieras con la banca internacional para ganar liquidez. La idea era repagar los préstamos para no perder el oro.

   Sin embargo, las sanciones que aplicó la Administración de Donald Trump contra el BCV permitieron que Citibank y Deutsche Bank quedarse con 1.400 millones de dólares (unos 1.242 millones de euros) en oro que la autoridad monetaria venezolana había acordado recomprar en 2020 y 2021, según fuentes locales del sector financiero y de la oposición.

   Ambas entidades financieras han resuelto que se ha producido "un evento de incumplimiento" que estaba establecido en los acuerdos, una vez que se aplicaron esas medidas contra el Banco Central, según las personas familiarizadas con las operaciones.

   "Ejecutaron las garantías porque BCV no notificó sobre las sanciones y eso está en el contrato", ha apuntado una de las fuentes. Citibank y Deutsche Bank han declinado hacer comentarios sobre el caso, mientras que el BCV no ha respondido a una solicitud de información.

   Reuters no ha tenido oportunidad de ver los contratos que firmó el BCV con los bancos globales, y no queda claro de inmediato si el instituto emisor puede reclamar ese oro en el futuro.

   A partir de 2017, el BCV sólo había podido recuperar parcialmente los lingotes que colocó en garantía, al tiempo que comenzó a vender decenas de toneladas de oro en naciones aliadas como Turquía para conseguir divisas, según fuentes y estadísticas oficiales.

   En marzo, el BCV no consiguió pagar unos 1.100 millones de dólares (cerca de 976 millones de euros) a Citibank en una recompra pactada para recuperar lingotes comprometidos.

   Venezuela debía cancelar otros 400 millones de dólares (alrededor de 355 millones de euros) a Citibank en 2020 bajo esos acuerdos, pero la institución ejecutó la garantía.

CADA VEZ MÁS COMPLICADO

   Ambos bancos pueden ahora vender el oro venezolano y quedará pendiente devolver un remanente al país, que en la práctica tampoco pueden entregar al BCV bajo las sanciones financieras vigentes, según las fuentes.

   La prudencia de los bancos se debe a que Estados Unidos y otra decena de naciones no reconocen el segundo mandato de Nicolás Maduro y apoyan al presidente del Parlamento, Juan Guaidó, quien se autoproclamó "presidente encargado".

El equipo de Guaidó inició acercamientos con Citibank y Deutsche Bank para conseguir que una parte del dinero por los canjes de oro se deposite en cuentas bancarias que no pueda manejar la administración de Maduro, tal y como han manifestado tres de las fuentes consultadas.

   Las medidas que impuso Estados Unidos a la autoridad monetaria buscando cercar al Gobierno de Maduro también obligaron al BCV en mayo a suspender un mercado oficial de venta de divisas que administraba por la renuencia de los bancos internacionales a servir de intermediarios en esas operaciones.

   Desde mayo, la banca local maneja las operaciones cambiarias entre privados y también ofrece euros en efectivo a sus clientes que aporta el Banco Central bajo las nuevas limitaciones.

   "Era el camino financiero que les faltaba por cerrar", ha indicado una fuente de una firma consultora local, en referencia a las sanciones contra BCV, tras medidas similares aplicadas por Estados Unidos a la petrolera estatal venezolana, bancos públicos que administra el Ejecutivo y decenas de sus funcionarios.

Para leer más