Venezuela/Rusia.- Venezuela considera comprar aviones militares a Rusia después de la suspensión del contrato con España

Actualizado 19/10/2006 2:34:00 CET

CARACAS, 19 Oct. (EP/AP) -

Venezuela podría considerar la compra de aviones militares de transporte a Rusia después de la suspensión del contrato por la adquisición de 12 aeronaves a España, según anunció el asesor presidencial, general Alberto Müller.

El también integrante del Estado Mayor advirtió de que aún no se ha tomado una decisión al respecto. No obstante, informó que ya existe en Moscú una comisión militar venezolana para finiquitar la compra de 24 aviones caza Sukhoi y 53 helicópteros militares por 3.000 millones de dólares.

Estas nuevas compras, sumadas a las adquisiciones de 100.000 fusiles Kalashnikov AK-103 y otros helicópteros que se concretaron el año pasado, convierten a Rusia en el principal abastecedor de armamento de Venezuela.

"Se estudió adquirirlos (los aviones de transporte) de Rusia. Se está pensando en la adquisición de aviones grandes para sustituir los Hércules (C-130), ya eso está previsto", reveló Müller.

Según el general, Venezuela trabaja para reemplazar el sistema de transporte militar de los aviones C-130 --generalmente de carga o transporte de tropas-- de fabricación estadounidense y adquiridos por Venezuela hace varias décadas y que en la actualidad presentan problemas para su mantenimiento debido a la decisión que tomó Estados Unidos de vetar las ventas de armas a Venezuela.

Müller adelantó que los convenios militares suscritos con Rusia facilitan la negociación de un contrato para finalmente adquirir los aviones de transporte.

Venezuela, afectada por un embargo a la venta de equipos militares por parte de Estados Unidos, planeaba comprar 12 aviones de transporte y patrullaje, dos modelo CN-235 y diez tipo C-295, al consorcio europeo-español EADS-Casa, por 630 millones de dólares.

INTERVENCIÓN DE ESTADOS UNIDOS

A juicio de Müller, "eso obedece a las presiones que ha ejercido Estados Unidos. Creo que España está decidiendo unilateralmente... Ellos habían pensado sustituir los componentes del avión por sus equivalentes de fabricación europea, pero el Gobierno de (José Luis) Rodríguez Zapatero se ha ido diferenciando de Venezuela, alejando de Venezuela", señaló.

Desde hace meses, las autoridades militares venezolanas esperaban una respuesta del consorcio, que buscaba reemplazar los componentes de navegación de los aviones, de fabricación estadounidense, ante la imposibilidad de exportarlos hacia Venezuela.

"Estados Unidos intenta hacer un embargo de armas a Venezuela, no se puede interpretar de otra manera, es un acto de hostilidad. En este momento, España lo está acompañando, por lo tanto participa y se asocia a esa acción", apuntó Müller.

En opinión del general, la suspensión "unilateral" del contrato sin haber analizado el aumento de los costes demuestra que España no estaba interesada en continuar con la venta, ya que "hubiese discutido con Venezuela ese aumento para mantener el contrato" o, de lo contrario, "se hubiese roto bilateralmente el contrato" .

El convenio para la adquisición de los aviones se suma a otras negociaciones militares afectadas por presiones de Estados Unidos, entre ellas los intentos infructuosos por comprar al menos 24 aviones Super Tucanos a Brasil y adquirir repuestos a Israel para los F-16 de fabricación estadounidense.