Publicado 08/03/2020 23:19:47 +01:00CET

Venezuela.- Los servicios secretos venezolanos argumentan que el opositor Requesens no está detenido sino "resguardado"

Manifestación en favor del diputado opositor Juan Requesens
Manifestación en favor del diputado opositor Juan Requesens - Pedro Ramses Mattey/dpa - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) ha aclarado que el diputado opositor Juan Requesens no está detenido sino "resguardado" en las instalaciones de este organismo, según ha explicado el abogado de Requesens, Joel García. Requesens está acusado de un "intento de magnicidio" contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por el ataque con drones contra el mandatario del 4 de agosto de 2018.

García ha explicado que el propio SEBIN ha dado esta explicación a petición del letrado, que ha denunciado que la situación de los "presos políticos" como Requesens se ha agravado desde el reciente regreso a Venzuela del líder opositor Juan Guaidó, informa el diario venezolano 'El Universal'.

La oposición venezolana ha denunciado en numerosas ocasiones que Requesens, detenido en agosto de 2018, fue arrestado sin que se respetara su inmunidad parlamentaria. La Asamblea Constituyente, órgano oficialista que ha absorbido todos los poderes del Estado menos el Ejecutivo, le desaforó días después de que fuera arrestado.

Requesens fue arrestado por agentes del SEBIN y acusado de "intento de magnicidio". Así, continúa encarcelado por cargos de homicidio calificado en grado de frustración contra Maduro, homicidio calificado por motivos fútiles contra mando militar, posesión ilegal de armas y explosivos, litigación pública continuada y terrorismo.

El padre del diputado, Juan Requesens Gruber, ha subrayado que su hijo es inocente y que no se le ha podido comprobar "absolutamente nada". "Los testigos que han llevado no tienen credibilidad, todos los argumentos se los han derrumbado", ha señalado.

La defensa y familiares del diputado exigen que la audiencia de juicio oral y no público deben tener el mismo trato que se le da a la presentación que ha tenido la exparlamentaria colombiana Aida Merlano.