Actualizado 27/03/2010 00:11 CET

Venezuela.-El Supremo retira la inmunidad parlamentaria a un diputado que hizo declaraciones contra la familia de Chávez

CARACAS, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela retiró este viernes la inmunidad parlamentaria al diputado opositor Wilmer Azuaje y ordenó su arresto domiciliario para permitir el desarrollo de los procesos judiciales en su contra por hacer declaraciones desfavorables a la familia del presidente, Hugo Chávez.

El diputado fue arrestado esta tarde a su salida de la sede del Tribunal Supremo con unas esposas que, según denunció su madre Carmen Cordero a medios locales, "le apretaron demasiado" un brazo que tiene operado.

La madre del político indicó que Azuaje se encuentra "regular" en lo que se refiere a su estado de ánimo porque se considera "una víctima contra la que se han ensañado" en una detención que calificó de "injusta".

Carmen Cordero se dirigió a la presidenta del Parlamento, Cilia Florez, para pedirle que "como madre se ponga la mano en el pecho" y no permita que le pase nada al diputado. En este sentido, la madre de Azuaje responsabilizó directamente a la presidenta del Parlamento y a Chávez de lo que pudiera ocurrirle a su hijo durante su periodo de reclusión. "No me le pase nada, no me lo vayan a desaparecer, no quiero perder a mi segundo hijo".

Por su parte, el también parlamentario Fernando Morales mostró su apoyo a Azuaje y consideró que la retirada de su inmunidad y su posterior detención "es un atropello más al Estado de Derecho y a la condición de diputado".

Morales denunció que el proceso contra Azuaje se está desarrollando de forma arbitraria si se atiende al tiempo empleado por el órgano judicial en otras ocasiones para dirimir cuestiones similares, según informaron medios locales.

"Estamos sorprendidos con la velocidad con la que está actuando el Tribunal Supremo de Justicia, en una situación en la que puede tomarse hasta 30 días para revisar la causa, leer el expediente y que los magistrados puedan fijar posición ante lo que pudiera ser un delito que pensamos es descabellado", explicó el diputado.