Venezuela.- Venezuela asegura que Merlano "ha cantado más que Pavarotti" y podría implicar a más políticos colombianos

Publicado 05/02/2020 1:31:33CET
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab.
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab. - TWITTER - Archivo

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, ha asegurado este martes que la excongresista colombiana Aída Merlano, detenida en suelo venezolano tras huir de la Justicia de su país, "ha cantado más que Pavarotti", en relación al proceso judicial que tiene abierto en Colombia sobre la red de compra de votos por la que fue condenada y ha insinuado que sus "abundantes" confesiones salpicarían a importantes personalidades de la política del país.

"Aída Merlano en situaciones normales ya habría sido extraditada, pero como su petición se ha realizado a un fantasma político, pues estos son los resultados", ha apuntado Saab, quien ha defendido la predisposición que en todo momento, ha dicho, ha mostrado el Gobierno de Venezuela para colaborar con la Justicia colombiana.

Saab ha insistido en que la petición del Gobierno colombiano debe realizarse a las "autoridades judiciales legítimamente definidas de Venezuela" y no a alguien que "no manda ni en su casa", en referencia al autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, a quien Colombia reconoce como "presidente legítimo".

Saab, en declaraciones a la emisora Blu Radio, ha culpado a las autoridades y al propio presidente de Colombia, Iván Duque, de las "erráticas" maneras que mostrado durante todo este proceso, y ha insistido en que mientras el Gobierno colombiano persista en solicitar la extradición a Guaidó, ésta no se llevará a cabo.

"Ha cantado más que Pavarotti", ha dicho Saab cuando se le preguntó acerca de la posible relación que Merlano podría haber mantenido con políticos colombianos durante ese fraude electoral que le costó una condena de prisión en Colombia de 15 años, pero que logró eludir tras fugarse aprovechando una visita médica.

"Ella ha declarado de forma abundante sobre el proceso judicial que se le sigue en Colombia", ha asegurado Saab, quien ha llegado a insinuar cómo Merlano habría implicado en sus declaraciones a dos importantes castas políticas del país, los conservadores Gerlein y Char.

Días atrás, abordado por esta cuestión, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que Merlano había empezado a revelar "toda la red de corrupción de la clase política colombiana" y apuntó a que Duque podría estar temiendo que un posible escándalo afectase a su Gobierno.

Saab ha recordado que a Merlano se le ha decretado prisión provisional mientras se investigan varios delitos en su contra, entre los cuales están el uso de documento falso, la usurpación de identidad y asociación para delinquir.

LA DETENCIÓN DE MERLANO

Hace una semana, el Ministerio del Interior de Venezuela anunció que "tras arduas investigaciones", Merlano había sido detenida en la ciudad de Maracaibo, en el estado de Zulia, tras huir en octubre de 2018 de Colombia.

Merlano, quien fue miembro del Congreso de Colombia por el Partido Conservador entre 2014 y 2018, logró entrar en el Senado, pero fue acusada y condenada a 15 años de prisión por haber comprado votos para lograr su escaño.

Tras conocerse la noticia, el Ministerio de Justicia de Colombia anunció que el Gobierno haría una solicitud de extradición "ante el legítimo Gobierno de Venezuela, en cabeza de Juan Guaidó", puesto que al no reconocer la legitimidad de Maduro, no tiene relaciones diplomáticas con el país.

Sin embargo, la decisión de Duque generó polémica pues Guaidó, pese a proclamarse "presidente encargado", no tiene control alguno sobre los tribunales o las fuerzas de seguridad venezolanas, lo que hace poco probable que pueda tener acceso a Merlano.

Por su parte, Maduro, quien calificó de "ópera bufa" los movimientos del Gobierno de Duque, anunció que estaría dispuesto a restablecer relaciones consulares con Colombia a fin de intentar solucionar esta cuestión, sin embargo, se encontró con la negativa del presidente colombiano.

Contador