Publicado 01/12/2020 10:09CET

Venezuela.- Venezuela denuncia una "obsesión" de EEUU por "desestabilizar" el país en vísperas de las elecciones

Jorge Arreaza durante una rueda de prensa en la ONU
Jorge Arreaza durante una rueda de prensa en la ONU - 2019 GETTY IMAGES / SPENCER PLATT - Archivo

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Venezuela ha condenado las sanciones adoptadas por Estados Unidos con la empresa tecnológica china CEIEC, "ilegales" en opinión de Caracas, que atribuye a Washington una "obsesión por desestabilizar la sociedad venezolana" precisamente en vísperas de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

El Departamento del Tesoro norteamericano incluyó el lunes a CEIEC en su 'lista negra' por contribuir en las restricciones digitales y la persecución de la oposición venezolana, pero el Gobierno de Nicolas Máduro considera que con ello perjudica proyectos que afectan en última instancia el "bienestar" de los ciudadanos.

"La élite dominante de Washington, que tanto se ufana de defender la libertad de prensa y el libre comercio, arremete hoy contra empresas internacionales que le prestan servicios al Estado venezolano, con el objetivo inhumano de aislar al país y generar dificultades a la población venezolana", ha lamentado el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

No obstante, "a pesar de estos intentos de generar zozobra y de atacar el funcionamiento de las instituciones públicas", el departamento que dirige Jorge Arreaza ha advertido de que el Gobierno de Maduro demostrará que "no se deja intimidar" por ninguna acción, "por perversa que sea".

Así, considera que "ninguna medida desesperada de un gobierno frustrado y agónico", en alusión a la Administración de Donald Trump, "impedirá que el pueblo de Venezuela le brinde al mundo una nueva lección el próximo 6 de diciembre, fortaleciendo sus instituciones democráticas y resguardando así su independencia y soberanía irrevocables".

Estados Unidos no reconoce la legitimidad de dichos comicios, catalogados de "fraude" por la oposición interna. El Gobierno norteamericano, de hecho, no concede ninguna legitimidad al Ejecutivo de Maduro, ya que considera que el presidente legítimo del país es el jefe de la Asamblea Nacional, el opositor Juan Guaidó.