Publicado 10/02/2021 23:04CET

Venezuela.- Venezuela rechaza las críticas de EEUU sobre la falta de libertad de expresión recordándoles a Assange

Un grupo de personas lee el periódico en Venezuela.
Un grupo de personas lee el periódico en Venezuela. - JUAN CARLOS HERNANDEZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El viceministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Carlos Ron, ha rechazado este miércoles las críticas de Estados Unidos sobre una supuesta falta de libertad de expresión en el país, recordando que es Washington quien "continúa persiguiendo a Julian Assange por ayudar a exponer sus crímenes de guerra".

"Quien venga a Venezuela podrá constatar la libertad de los medios para expresarse e incluso ver cómo promueven campañas de desinformación contra el Gobierno", ha dicho Ron.

"Por el contrario, Estados Unidos continúa persiguiendo a Assange por ayudar a exponer los crímenes de guerra de Estados Unidos. Eso sí es censura", ha recordado en su cuenta de Twitter.

La respuesta del viceministro venezolano se produce después de que la subsecretaria interina para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Julie Chung, utilizara la misma red social para acusar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de cerrar medios de comunicación.

"La censura a medios es un sello distintivo de dictaduras. Maduro cierra medios de comunicación por informar la verdad sobre la corrupción y los abusos a los Derechos Humanos cometidos por su régimen", ha valorado Chung.

"Los venezolanos merecen elecciones libres y justas, no un régimen que silencia las voces de los medios independientes", ha insistido.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha denunciado en los últimos meses un endurecimiento de la campaña económica y mediática de Washington contra Venezuela, como las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Con la llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca, el presidente Maduro expresó el deseo de Venezuela de que Estados Unidos llevara a cabo una "rectificación profunda" de "las políticas extremistas y supremacistas" de su antecesor en el cargo, Donald Trump.

"Como buenos bolivarianos, siempre tenemos que decir que estamos preparados desde nuestra rebeldía, nuestro honor y dignidad a tenderle la mano a cualquiera que en el mundo nos quiera ver, oír y, sobre todo, respetar", dijo un día después de la toma de posesión de Biden.

Sin embargo, desde la Casa Blanca mantienen que el presidente Nicolás Maduro es un "dictador" y, por tanto descartan que pueda haber un "contacto directo" con su Administración a corto plazo, entre otras razones porque considera que el opositor Juan Guaidó es el "presidente interino" del país.