Publicado 25/06/2021 23:22CET

VÍDEO: López Obrador rechaza que los agricultores de Michoacán se armen para protegerse y pide confianza en el Estado

Imagen de archivo de integrantes de un grupo de autodefensas de Michoacán, en el sur de México.
Imagen de archivo de integrantes de un grupo de autodefensas de Michoacán, en el sur de México. - EL UNIVERSAL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

Ante la reciente noticia de que unos 3.000 agricultores del estado de Michoacán, en el sur de México, han decidido tomar las armas para proteger sus cultivos del crimen organizado, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha pedido más confianza en los "esfuerzos" del Gobierno para mantener la seguridad de todos.

"Mi opinión es que no deben existir guardias blancas, no deben existir autodefensas, porque la responsabilidad de la seguridad corresponde al Estado. No soy partidario de que la gente se arme y forme grupos para enfrentar a la delincuencia, porque eso no da resultados", ha subrayado.

Las declaraciones del presidente López Obrador se dan después de lo publicado esta semana en el diario mexicano 'Milenio', que ha informado de que unos 3.000 productores de aguacate y zarzamora de varios municipios de Michoacán han decido armarse para proteger sus tierras de los ataques del Cártel de Jalisco y el grupo criminal conocido como Los Viagra.

"A veces en estos grupos se infiltran maleantes. El Estado tiene la obligación de garantizar la paz y la tranquilidad, la seguridad de todos los ciudadanos. Estamos haciendo un esfuerzo en Michoacán, Guanajuato, Zacatecas, en todos lados, para proteger a la población y combatir a la delincuencia", ha dicho.

Si bien este fenómeno recuerda al movimiento de las autodefensas que logró derrocar en 2014 a los Caballeros Templarios, también en Michoacán, este grupo, autodenominado 'Pueblos Unidos', rechaza cualquier paralelismo y han enfatizado que se han visto "obligados" a tomar las armas ante la inoperancia del Estado.

Argumentos, no obstante, que ya utilizaron los grupos de autodefensas allá por 2013 para protegerse de las extorsiones que sufrían comerciantes, ganaderos y en especial los agricultores de aguacate y limón en Michoacán, y que finalmente acordaron su desarme y su regularización en policías comunitarias.

"Lo mejor es que confíen en la autoridad, porque ya no es la autoridad de antes. Anteriormente no había fronteras, no se sabía donde terminaba la delincuencia organizada y se iniciaba la de cuello blanco, para decirlo más claro: era lo mismo. Había contubernio", ha recordado.

El origen de estos 'Pueblos Unidos' comenzó hace unos ocho meses cuando el municipio de Ario de Rosales comenzó a registrar numerosas desapariciones, aunque las extorsiones datan al menos desde 2019, cuando los grupos criminales imponían impuestos a cambio de "protección" a los residentes de esta y otras localidades para poder cultivar aguacate, el 'oro verde', cuya industria mueve miles de millones cada año.

Poco a poco el movimiento se empezó a extender a localidades colindantes como Salvador Escalante, Nuevo Urecho o Tarétan, pues a los agricultores "les sale más barato comprar un rifle que pagar las extorsiones". Actualmente, estos grupos son una auténtica fuerza armada paralela y privada que custodia estas comunidades, vigilando entradas y salidas y patrullando constantemente la zona. Sus responsables aseguran que dejan las armas si el Estado les garantiza su protección.

IMÁGENES DISPONIBLES EN EUROPA PRESS TELEVISIÓN

URL DE DESCARGA:

https://www.europapress.tv/internacional/580748/1/lopez-obra...

TELÉFONO DE CONTACTO 91 345 44 06