Publicado 26/11/2021 13:26CET

Von der Leyen y Stoltenberg viajan el domingo a Lituania y Letonia en plena presión migratoria de Bielorrusia

Campamento de migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia
Campamento de migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia - HENADZ ZHINKOV / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el secretario general de la OTAN, Jens Stolteneberg, viajarán este domingo a Lituania y Letonia en medio del pulso con Bielorrusia, al que el bloque europeo acusa de empujar a migrantes contra la frontera de la UE con fines políticos.

En concreto se desplazarán primero hasta Vilna donde se reunirán con el presidente lituano, Gitanas Nauseda, para luego verse en Riga con el primer ministro letón, Krisjanis Karins.

Esta visita se produce pleno pulso del régimen de Alexander Lukashenko con la UE, tras la presión migratoria en la frontera de la Unión que para los Veintisiete se trata de una crisis "artificial" para desestabilizar al bloque europeo en su frontera oriental.

La gira llega después del anuncio de la Comisión Europea de que destinará 200 millones de euros para ayudar a Polonia, Lituania y Letonia a reforzar el control de su frontera con Bielorrusia ante la presión del "ataque híbrido" de Minsk.

Eso sí, Von der Leyen ha asegurado que esta ayuda adicional para lo que queda de año y 2022 no servirá para construir "muros" como reclaman estos países. A este respecto no se se esperan nuevos anuncios relativos al control fronterizo, han indicado fuentes comunitarias.

El viaje de Von der Leyen y Stoltenberg seguirá la semana que viene a la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN en Riga, donde estará sobre la mesa la situación en Este de Europa, incluida la crisis en Bielorrusia y la concentración militar de Rusia en las fronteras de Ucrania.

La UE acusa a las autoridades bielorrusas de organizar viajes desde Oriente Próximo a Minsk, para después conducir a los migrantes contra la frontera europea, donde quedan atrapados y se han producido altercados con las fuerzas de seguridad de Polonia, que ha desplegado 15.000 militares en la zona.