Actualizado 11/08/2016 17:55 CET

Wikileaks.- Assange celebra que finalmente vaya a ser interrogado en la Embajada ecuatoriana en Londres

Assange
REUTERS

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha celebrado este jueves que finalmente la Fiscalía de Suecia vaya a interrogarle en la Embajada de Ecuador en Londres, donde está recluido desde hace cuatro años, como parte de la investigación por las acusaciones de abusos sexuales.

El Ministerio de Exteriores de Ecuador ha anunciado que ya ha comunicado a la Fiscalía sueca "su disposición a dar trámite al interrogatorio a Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres". "En las próximas semanas se acordará la fecha", ha detallado.

La Cancillería ha explicado que el Acuerdo de Asistencia Legal en materia penal, que fue suscrito por ambos países en diciembre pasado, "constituye el marco jurídico para la práctica de la diligencia judicial requerida".

"Obviamente el señor Assange lo aplaude", ha dicho Melinda Taylor, que forma parte del equipo de defensa legal del periodista australiano, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Taylor ha subrayado que "esto no cura el daño" ocasionado a Assange por el retraso de "un procedimiento fundamental en la ley sueca" y ha confiado en que no sea un interrogatorio "superficial".

Tanto el fundador de Wikileaks como Ecuador proponen desde hace años que este interrogatorio tenga lugar en la misión diplomática londinense, para evitar que sea extraditado a Suecia y después a Estados Unidos.

Assange fue objeto de cuatro denuncias por violencia sexual en Suecia, de las cuales ya han prescrito tres, aunque aún sigue vigente el cargo más grave, el de violación, que no decaerá hasta 2020.

CASO ASSANGE

El periodista lleva recluido en la Embajada en Londres desde el 19 de junio de 2012, cuando solicitó asilo político a Ecuador. Aunque éste se lo concedió, Reino Unido se negó a darle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditarle a Suecia.

Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia --su país de origen-- lo impida.

El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.