Publicado 27/07/2020 23:40CET

Wikileaks.- Assange participa por videoconferencia en una vista sobre la petición de EEUU para su extradición al país

El fundador de Wikileaks Julian Assange.
El fundador de Wikileaks Julian Assange. - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El fundador de WikiLeaks, Julien Assange, ha participado este lunes en una nueva vista sobre la petición de Estados Unidos para que sea extraditado al país, si bien los procedimientos han sido aplazados hasta septiembre a causa de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Assange ha comparecido por videoconferencia desde la prisión británica en la que se encuentra, cerca de un mes de no presentarse a otra vista administrativa debido a que se encontraba enfermo, según ha recogido el diario británico 'The Guardian'.

Un gran jurado de Estados Unidos aprobó en junio una nueva acusación contra Assange por su supuesta connivencia con Anonymous y otros grupos para reclutar 'hackers', si bien en la práctica no agrega ningún cargo a los 18 ya presentados, aunque sí podría extender el alcance del de "conspiración relacionada con supuestas intrusiones informáticas".

"Lo que está haciendo Estados Unidos realmente no tiene precedentes", ha dicho la editora de WikiLeaks, Kristinn Hranfnsson, quien ha criticado que "se ha presentado una nueva imputación en medio de los procedimientos de extradición".

"Todos los supuestos acontecimientos eran conocidos por la Fiscalía desde hace años. No hay nuevos cargos. Lo que está pasando realmente es que, pese a que el caso arrancó hace una década, aún no pueden presentar un caso creíble y coherente", ha criticado.

El Departamento de Justicia estadounidense acusa a Assange de conspirar con la ex analista Chelsea Manning para filtrar miles de documentos secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán que fueron publicados por Wikileaks en 2010.

Assange estuvo casi siete años recluido en la Embajada de Ecuador en Londres para esquivar una orden de arresto procedente de Suecia por delitos sexuales. El fundador de Wikileaks argumentó entonces que los cargos presentados en la nación nórdica eran una maniobra para enviarlo a Estados Unidos.

El año pasado, Ecuador le retiró su apoyo y fue detenido por violar los términos de la libertad condicional que le otorgó Reino Unido en el marco del proceso judicial en Suecia al refugiarse en la Embajada. Por ello, la Justicia británica le condenó a 50 semanas de cárcel en mayo de 2019.