Actualizado 02/10/2012 18:22:49 +00:00 CET

Wikileaks.- Correa insiste en pedir a Suecia "garantías" de que Assange no será extraditado y recibirá un juicio justo

LIMA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha insistido este martes en reclamar a Suecia que dé "garantías" de que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, recibirá un juicio justo en el país nórdico y no será extraditado a Estados Unidos. Assange permanece refugiado desde junio en la Embajada ecuatoriana en Londres y Quito le ha dado asilo.

En declaraciones a la emisora RPP Noticias, Correa, que asiste en Lima a la cumbre de países iberoaméricanos y árabes, ha defendido que su país no ha tratado de obstaculizar la actuación de la justicia sueca al conceder asilo a Assange.

Según él, "existe un peligro sobre el señor Assange si es extraditado a Estados Unidos, donde hay senadores que lo quieren acusar con la ley contra el terrorismo que incluye pena de muerte" por la publicación de miles de documentos del Departamento de Estado.

"Entonces, lo que hemos dicho es que se den las garantías que si es extraditado a Suecia no será extraditado a un tercer país", ha insistido, al tiempo que ha propuesto que el fiscal sueco interrogue al fundador de Wikileaks en la Embajada ecuatoriana de Londres. "Eso es perfectamente posible y legal e incluso ha habido antecedentes", ha precisado.

Por otra parte, Correa ha considerado que la otra salida posible es que Reino Unido, "como, con todo el respeto debería haber hecho", dé un salvoconducto a Assange para que pueda salir de la Embajada ecuatoriana "con seguridad" y viajar al país que desee.

En otro orden de cosas, el mandatario ecuatoriano ha negado, como había apuntado la prensa de su país, conocer en persona a Assange o haber orquestado con él todo el asunto. "Assange se presentó y hemos actuado en estricto derecho, apegado a principios y tradición de Ecuador que siempre ha defendido los derechos humanos de cualquier persona".

Correa ha reconocido que hubo un momento de "tensión" con Reino Unido cuando se produjo una "amenaza explícita" de entrar en la Embajada de Ecuador a detener a Assange pero ahora "las aguas han vuelto a sus cauces" y el diálogo entre los dos países continúa "en un marco de mutuo respeto".

Respecto a este diálogo, el ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, ha aclarado este martes que Quito responderá esta semana a la negativa de Londres de dar un salvoconducto a Assange. En una entrevista al diario 'El Peruano' , ha explicado que el Gobierno británico les ha remitido por escrito sus "argumentos" y ahora el Gobierno ecuatoriano presentará los suyos. "En esta semana vamos a contestar a Reino Unido", ha afirmado.

Así las cosas, Patiño ha confiado en que se pueda encontrar una solución al caso y ha dejado claro que en lo que sí hay acuerdo es en seguir dialogando. En este sentido, ha precisado, acordó con su homólogo británico, William Hague, que "nos volveremos a reunir para seguir conversando".

Por otra parte, el ministro ecuatoriano ha indicado que el Gobierno de Australia, país del que es natural Assange, ha expresado a Quito su disposición a asumir la atención sanitaria de Assange. "Eso es nuevo y positivo porque nos da un soporte. Tengo preocupación por lo que pueda pasar con la salud de una persona que tiene tres meses recluido en una oficina. Yo estaría desesperado", ha opinado.